www.mallorcadiario.com

Articulo de prueba

viernes 30 de octubre de 2015, 12:02h
Menos mal que el Córdoba no necesitaba ganar, debido al empate del Huelva y Sabadell, para jugar la promoción de ascenso a Primera División. De lo contrario, ahora escribiríamos sobre un tremendo drama mallorquinista de haber descendido a Segunda B. ¡Gracias Sabadell, gracias Recreativo de Huelva! Cinco puntos de los siete prometidos por parte de Javier Olaizola, ha logrado en estas tres últimas jornadas de liga el equipo que defiende los colores y el escudo del Real Mallorca. “Hemos salvado la desaparición del club”, ha dicho Olaizola tras el empate a cero goles con el Córdoba en el estadio de El Arcángel. Menos mal que el empate bastó pues de haber tenido que necesitar la victoria para salvarse, otras hubiesen sido las declaraciones del repentino técnico vasco.

El Mallorca necesitaba una victoria para no pasar apuros y estar  directamente salvado y los profesionales mallorquinistas no fueron capaces de materializarla. Fueron los otros equipos los que le mantuvieron en Segunda A. Como ha venido pasando en la mayoría de las jornadas de esta desastrosa liga de los mallorquinistas, unas veces para estar cerca de la promoción de ascenso, las otras, para evitar el descenso. Y no le demos más vueltas. Así lo han de entender y asimilar los futbolistas bermellones, sus técnicos y los mandamalos del club palmesano.

Hay que olvidar ya esta liga. Ahora hay que limpiar arriba, en medio y abajo. En la planta noble sobran el 99,99 por ciento. En medio, en la sala de máquinas que conducen los técnicos, también debe de haber cambios. Y ya abajo, en el terreno de juego, la plantilla, los veteranos que ya anuncian otros trabajos fuera del césped, los que también esperan conseguirlo y los que ya no dan para esto; amén de los que se van por ser cedidos; los que no renovarán y los que no valen para jugar en este club y en esta categoría, que suban a la planta de los pagos, que cobren y se vayan por donde vinieron. La próxima temporada será aún más complicada que esta y los que vengan como técnicos y jugadores han de saber lo que se juega la SAD mallorquina en los despachos y en el terreno de juego.

Mención aparte merecen los mandamalos. Que se compren otra isla y se vayan a vivir a ella. Pero no a Formentera, que ahora que el club de esa preciosa isla está creciendo, no lo vayan a hundir. La afición bermellona no se merece otra aciaga y tenebrosa temporada como la que estamos viviendo. ¿Oído cocina?

El Real Mallorca pasó de aspirante fijo para volver a Primera, por plantilla, tecnicos y presupuesto, a aspirante a ser salvado del descenso por los otros. Menos mal que ahí no fallaron...los otros equipos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios