www.mallorcadiario.com

Mis tocados

domingo 02 de marzo de 2014, 22:35h
La pasada semana estuvo llena de grandes eventos.  Hay diversos tipos de celebraciones. Por un lado están las fiestas que se llevan a cabo con cualquier motivo, luego están los grandes acontecimientos dícese galas, entregas de premios o celebraciones oficiales. Es ahí donde me gusta observar a los presentes. Es interesante sociologicamente hablando, todo lo que envuelve el ritual de un evento. Se trata de personas que se reunen con una motivación y que por lo tanto se preparan - visten- para la ocasión.

Para comenzar,  llama la atención el protocolo, conocido por algunos y por otros ignorado - que conste que no lo reprocho-  Aunque  la cuestión que me ocupa desde estas líneas,  es el análisis de la imagen personal que suelen lucir hombres y mujeres en este tipo de acontecimientos.

Mientras para los caballeros es relativamente sencillo, dada la poca variedad de vestuario de que disponen,  no por ello es imposible ser original. En la entrega de los  Premios Ramón Llull hubo de todo un poco, los caballeros de gala, con trajes en tonos gris o azul. La mayoría optó por esos colores, algo lógico al ser invierno, incluido el ganador de la Medalla de oro Miquel Fluxá, quien dió un twist a su estilismo con una bufanda tie dye en gris y rojo, su calzado en bermellon intenso me conquistó. Hizo honor a la familia y desplegó estilazo. Este es un buen  momento para recordar que el traje masculino o femenino, debe ajustarse perfectamente al cuerpo de quien lo porta, evitando al máximo las arrugas, para ello es recomendable observar como "hablan" las prendas cuando estamos sentados, de pie o en movimiento.

Las señoras, muy apropiadas con pocas excepciones. Era una noche desapacible por lo que la  visión general fue la de los abrigos. Una vez dentro predominaron los colores oscuros. Echo de menos una nota de color a pesar del mal tiempo.

En lo que se refiere a los otros galardonados, Agueda Reynés Alcaldesa de Maó destacó por un look sencillo, muy clásico, con un vestido color crema que le sentaba muy bien. Apropiado para su figura. Impecables los trajes de Lucas Prats y Josep Colomar en representación de la Moda Adlib.

Los miembros de las distintas instituciones fueron acordes con el motivo de la celebración, destacó como siempre la Presidenta del Parlament Margalida Durán, quien pocas veces falla en sus estilismos. Hubo dos señoras que llamaron poderosamente mi atención, una por llevar un precioso vestido azul  pero a quien el look general no acompañaba y otra que necesita un cambio de imagen para ir de acuerdo con el cargo que ocupa.

No me cansaré de repetir que la imagen exterior es una cuestión de respeto a los demás y a uno mismo, en el caso de trabajar en una institución  no podemos olvidar que se esta representando a los ciudadanos y por tanto la imagen que se proyecte debe ser lo mejor posible. No, no es frivolidad, es cortesía y respeto. Por ejemplo a mí no me gusta ver, que los señores diputados van a las sesiones en el  Parlament sin corbata. Considero que es una falta de cortesía hacia la ciudadanía.

El segundo gran evento de la semana fue el acto conmemorativo del Día de les Illes Balears en el Parlament, otra ocasión para una demostración de estilo. En mi opinión destacó un conocido caballero, que con una corbata en fondo azul con un print  de islas de Mallorca en color rosa daba ese toque chic tan necesario en el vestuario masculino. Impecable el alcalde de Palma Mateu Isern con una corbata color verde profundo. Por favor caballeros  recordad hacer bien el nudo.

Las señoras también dieron muestra de estilo, algunas lo tienen muy definido. Lourdes Bosch muy correcta con mono azul de Angel Schlesser,  se equivocó con el calzado, aburrido para el look  y el collar demasiado informal para un mono con  patronaje exquisito. Marga Prohens enfundada en un vestido verde esmeralda  complementaba el look con unos pendientes Art decó  impresionantes. Una que no defraudó fue Gari Durán con vestido gris marengo, en sintonía con el estilo que suele llevar. Mabel Cabrer con un tipo estupendo, para lucirlo podría optar por faldas algo más largas, dos centímetros por encima de la rodilla sería lo adecuado para ella.

Desacertada Francina Armengol, con un vestido inapropriado para un evento formal, aunque fuera de día. El vestido de estilo bohemio color marrón oscuro no favorece a ninguna mujer. Es un look  más adecuado para salir con las amigas o recibir una tarde en casa. A diferencia de ella, Bel Oliver  llevaba un vestido rojo wrap dress - cruzado- acorde con el acontecimiento y  destacaba su figura, con la única nota discordante de que marcaba demasiado. Un no rotundo al conjunto azul mas propio de una boda lucido por una invitada y que era absolutamente inapropiado para la ocasión.

Nota mental para todos a la hora de vestirnos, hay que mirarse en 360 grados,  todos los costados son importantes y aún más si se van a suscitar fotografías o planos de cámara.

Hasta aquí la crónica, la semana que viene otros serán los tocados.... o no.......

 

 

 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios