www.mallorcadiario.com

Tarjeta roja a Pepiño

viernes 19 de noviembre de 2010, 20:24h
- Volar a casa por Navidad, un lujo cada vez más caro: no baja de 100€ ni con descuento

No puede ser más desafortunado e indignante el ‘numerito’ del presidente Antich sacando la tarjeta roja a los maltratadores. Primero lo hizo con sus consellers frente al Consolat de la Mar y tanto le gustó la repercusión mediática, que a la semana siguiente decidió hacérselo repetir a todos los diputados autonómicos, desde sus escaños en el Parlament...


- Volar a casa por Navidad, un lujo cada vez más caro: no baja de 100€ ni con descuento

No puede ser más desafortunado e indignante el ‘numerito’ del presidente Antich sacando la tarjeta roja a los maltratadores. Primero lo hizo con sus consellers frente al Consolat de la Mar y tanto le gustó la repercusión mediática, que a la semana siguiente decidió hacérselo repetir a todos los diputados autonómicos, desde sus escaños en el Parlament. Por mucha cara seria que se ponga en ese momento, dudo mucho que crezca la conciencia social de esta lacra por semejante gesto y, desde luego, a las víctimas esa imagen no las salva de nada; sólo les puede indignar ver como nuestros dirigentes se toman como un juego sus dramas personales.

Las tarjetas rojas las sacan los árbitros en el fútbol y si el presidente o cualquiera de nuestros políticos tiene ganas de llamar la atención e incluso amonestar a alguien sugiero que se la saquen al ministro Blanco, Pepiño o don José, como prefieran.

La realidad a la que nos enfrentamos los ciudadanos de Baleares es la de unos precios de avión cada vez más altos (y eso que el gallego nos ha prometido que los precios bajarán). Ya no se puede improvisar un viaje en dos días porque las tarifas, pese al 50% de descuento de los ‘residentes’ son carísimas y a los ‘peninsulares’ les resulta casi prohibitivo volver a casa por Navidad en este 2010 de la crisis. Salvo que sean catalanes, que aún podrán encontrar billetes por debajo de los 100 euros a Barcelona, el resto tendrá que desembolsar como mínimo una cantidad de tres dígitos por cada persona que quiera volar.

Y aunque esto no sea un cuento, sino una triste realidad, demostrada y comprobable, tiene una moraleja: sólo al Gobierno ZP le está permitido improvisar.

Por eso, quizás no estaría de más que Antich y los suyos le sacaran tarjeta roja al ministro que, insultando a nuestra inteligencia o por imperdonable ignorancia, sostiene que en estas Islas no necesitamos tanto descuento en los vuelos, que los que pagamos mucho por coger un avión es porque somos tontos o nos sobra el dinero, y que, además, él va a conseguir que las compañías aéreas nos rebajen el precio sólo porque lo anuncia en el Congreso.

Advertencia para suspicaces: aunque Zapatero Rodríguez no acepta que el Papa legisle en España, no cabe deducir que los exagerados precios de los billetes por Navidad son una medida para acabar con estas fiestas de tradición cristiana en nuestro Estado laico, con la complicidad del ministro y vicesecretario general de los socialistas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios