www.mallorcadiario.com

El 'Bar Felipe' de Es Fortí reparte 1,8 millones

miércoles 22 de diciembre de 2010, 12:28h
Uno de los ocho quintos premios del Sorteo de Navidad, que ha recaído en el número 69.069, que ha sido vendido íntegramente en la Administración número 24 de Palma, ubicada en la calle Francisco Martí i Mora, número 3 B ha sido muy repartido entre diferentes asociaciones del barrio Es Fortí de la capital balear, así como entre los clientes del Bar Felipe, cuyo dueño, Martin Roig, repartió 1,8 millones de euros, tras vender 36 series. Así lo ha informado a Europa Press, la administradora de esta Administración de Lotería, Apolonia Guardia, quien ha reconocido estar "muy emocionada" tras haber repartido 9,7 millones de euros entre los vecinos de Es Fortí, después de que vendiera íntegramente las 195 series del número 69.069. Precisamente, ha revelado que comenzó a vender este número hace 25 años, cuando lo solicitó un trabajador de la torre de control del Aeropuerto de Palma. Desde entonces, este número ha resultado agraciado en dos ocasiones en diferentes sorteos. UNA COFRADIA PALMESANA COMPRÓ EL NÚMERO Y DEVOLVIÓ GRAN PARTE Guardia ha manifestado que se da la circunstancia de que una Cofradía de Palma adquirió participaciones de este número por valor de 6.000 euros, si bien la gran parte se devolvió a la Administración, debido a que los miembros de la Cofradía no lo adquirieron, de modo que, finalmente, se vendieron en ventanilla. Por otro lado, ha indicado que el 69.069 es un número habitual que se vende todas las semanas en la Administración número 24 de Palma, que lleva abierta desde 1978 y que ya repartido, además de este quinto Premio, dos series del Primer Premio de la Lotería de El Niño a principios del año 2000. Por su parte, el propietario del Bar Felipe, ubicado en la calle Antoni Maria Alcover, número 2, Martin Roig, ha informado a Europa Press de que vendió entre sus clientes 36 series del número premiado, por lo que ha repartido un total de 1,8 millones de euros. Roig ha subrayado que ha repartido el premio entre "clientes de toda la vida que realmente necesitan el dinero en estos momentos de crisis económica" y ha detallado que ha vendido los décimos "uno a uno", mientras que él se quedó un total de ocho, por lo que ha resultado agraciado con 40.000 euros, que aunque desconoce a qué los destinará, ha dicho que quizá invierta parte del dinero en reformar el bar. "HOY NO SE COME LENTEJAS, SINO CHAMPÁN" "En cualquier caso, hoy no se come lentejas en el bar, sino que habrá champán de primero y champán de segundo", ha recalcado, al tiempo que ha subrayado que este dinero servirá para hacer "feliz" a la gente. Por otro lado, ha indicado que como era un número "raro", había gente "reticente" a la hora de comprarlo, porque "pensaba que no le iba a tocar". Por su parte, nada más conocerse que la Administración número 24 de Palma había vendido íntegramente uno de los quintos premios, una treintena de afortunados han acudido a la ventanilla para celebrarlo con champán. Uno de ellos, ha reconocido estar "muy emocionado", después de haber sido premiado con un número "sumamente retorcido".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

0 comentarios