www.mallorcadiario.com

Cuando lo razonable se convierte en ley

martes 04 de enero de 2011, 09:52h
Desde el domingo no se puede fumar en muchos lugares públicos, una medida razonable por mucho que se puedan quejar los propietarios de bares y restaurantes. En muchos países europeos la prohibición de fumar se aplica desde hace años, pero aquí primero se aprobó una ley y, años más tarde, el Gobierno lo ha modificado. Los restauradores tienen razón cuando se quejan de que tuvieron que hacer inversiones para separar a fumadores y no fumadores, pero ahora la ley es la ley y tienen que aplicarse. Durante estos días he leído muchas opiniones de fumadores que se quejan de que han atentado contra su libertad de fumar y realmente me sorprende que gente tan inteligente haga estos comentarios. Todos pueden fumar en sus casas, pero cuando lo hacen en lugares públicos están perjudicando a aquellos que, libremente, han decidido no consumir tabaco por ser adictivo, tóxico y, finalmente, mortal. Los fumadores pasivos, que lo hemos sido la mayoría de nosotros durante años y años, tenemos un 25 por ciento más de posibilidades de sufrir cáncer de pulmón, un argumento más que suficiente para amparar a aquellos que, sin quererlo, han respirado el humo de los fumadores. Por lo tanto, bienvenido este nuevo mundo sin humo en los lugares públicos. Es la mejor noticia que podemos celebrar en este inicio del año 2011 gracias a una ley moderna y razonable.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios