www.mallorcadiario.com

La venganza, en caliente

martes 11 de enero de 2011, 10:31h
No ha se podía plantear como un revancha porque el daño estaba hecho y no podía ser restituido. El Almería nos eliminó justamente de la Copa del Rey y ya no había solución. Pero sí se podía plantear como el partido de la venganza para resarcirse del daño  con daño. Y el Mallorca ha roto esa frase que mantiene que la venganza es un plato que de toma frío. Estas cosas del ridículo deportivo y el honor perdido hay que recuperarlas cuanto antes porque se corre el peligro de buscar excusas para la humillante derrota del jueves, de ir conformándose, de dejar que se pudra en la memoria. No, hay que afrontar el meneo de la Copa con la actitud del domingo y con la experiencia de haber padecido en carne propia que el Almería tiene diez minutos iniciales explosivos en cada parte y que luego se convierte en un equipo vulgar, solamente animado en algún contraataque por Piatti y Crusat si están en vena y sin cabreos.  Pues eso, que el Mallorca supo jugar, fundamentalmente porque detrás estaba Nunes, que cada semana se muestra más seguro e insustituible, se vació De Guzman y luego apareció Pereira. Funcionó la columna vertebral y funcionó el equipo. Laudrup no repitió equivocación, tentado como estuvo de repetir la alineación de la Copa, para intentar demostrar que aquello fue un accidente. No lo fue. Aquello fue una equivocación del entrenador por menospreciar al Almería, por exceso de confianza, por no calibrar el potencial de los suplentes. Ahora, ya en una sola competición, el camino se allana para aspirar a algo más que a la media tabla.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.