www.mallorcadiario.com

En mi casa fuma el que quiera

jueves 13 de enero de 2011, 10:16h
A ver: la idea que ha tenido un directivo de la restauración es que la gente entre en su casa, o en su club, o como le queramos llamar y, como todo el mundo sabe, en mi casa hago lo que quiero. Y allí uno se harta de fumar. Y de beber. Y ¿paga? No exactamente, sino que se reparte los costes de la festichola a escote. O sea, que paga pero no le llamaremos pagar sino repartirse los gastos. Ustedes verán: el montaje es posible porque la ley del tabaco, que está pensada contra los vascos (porque al parecer no importa que sufran con el humo de los demás), permite que las sociedades gastronómicas, muy frecuentes en el País Vasco, dejen fumar. Es decir que aquí montamos una sociedad y listo. ¿A ver si hecha la ley, hecha la trampa?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios