www.mallorcadiario.com

Los inversores particulares, enamorados de la renta fija

domingo 27 de febrero de 2011, 18:43h
Los españoles ahorraron un 2% menos en 2010, una vez que se ha tenido la sensación de que lo peor de la crisis ha pasado, según los datos de ICEA y la asociación Inverco. Los inversores particulares han salido de la bolsa y una parte de ese ahorro se ha marchado a la renta fija. Concretamente, los españoles ahorraron en 2010 un total de1,73 billones de euros, lo que supone una caída del 2 % con respecto a la cifra registrada en el ejercicio anterior. Los principales factores de este descenso del ahorro en España han sido la caída en fondos de inversión, que sumaron 128.500 millones de euros, un 13 % menos que en el ejercicio anterior; y también el descenso del recurso a la bolsa para los pequeños inversores. Así, según publica eleconomista.es, el ahorro en renta variable supuso un descenso del 12 %, cerrando el pasado 2010 con 320.000 millones de euros ahorrados en títulos de bolsa. Esta salida de inversores particulares del mercado de valores es lógica en un año marcado por la volatilidad en el que la bolsa española cayó un 17,43 % arrastrada por las desconfianzas y las tensiones que se han vivido en los mercados de deuda soberana. Una parte del ahorro que se ha marchado de la bolsa ha ido a parar a la renta fija, que garantiza la rentabilidad con menor riesgo, y que creció en 2010, un 13 %, siendo el producto que más subió a pesar de los bajos tipos de interés, alcanzando la cifra de 57.000 millones de euros. Por su parte, según el artículo del periódico económico digital, los depósitos bancarios, en un año en el que las entidades han estado enzarzadas en una agresiva guerra del pasivo, ha crecido sólo un 3 %, hasta los 855.000 millones de euros. Sin embargo, los depósitos siguen siendo el producto de ahorro más popular entre los españoles, ya que suponían al cierre de 2010, el 49 % del ahorro total, casi la mitad de lo que se reserva para esta partida. Por su parte, los seguros de vida crecieron un 2 %, hasta los 146.633 millones de euros, y los planes de pensiones se estancaron, cerrando en 84.757 millones, prácticamente, la misma cifra que el año anterior. Tanto los planes de pensiones como los fondos de inversión se han visto perjudicados por la baja rentabilidad ofrecida durante el ejercicio, en un momento de crisis en el que los ahorradores han ido a asegurar el interés obtenido, aunque éste sea bajo. Según los datos de ICEA e Inverco, si se mira la evolución del ahorro a medio plazo en la última década, se observa que el ahorro ha crecido de media anual en España desde 1990, un 8 %. En este período han sido los planes de pensiones -un 18 % anual- los seguros de vida -un 16 % de media anual- y los fondos de inversión -un 15 % de media anual- los productos que más han crecido. De hecho esto ha hecho que el peso de los depósitos bancarios se haya reducido en los últimos diez años, pasando del 61 % del total en 1990 a sólo el 49 % al cierre del pasado ejercicio. La reducción del ahorro en el año 2010 puede interpretarse como que está pasando lo peor de la crisis, ya que tradicionalmente las personas ahorran más en momentos de recesión y gastan con mayor alegría en períodos expansivos. El último informe de CatalunyaCaixa sobre la situación macroeconómica señala como uno de los apuntes de recuperación económica que la tasa de ahorro sobre la renta familiar bruta disponible se haya recortado en 2010, siendo sólo de 14,7 %, en lugar del 15,3 % que se registró en 2009, el momento más álgido de la recesión en España.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios