www.mallorcadiario.com

Cuando el enemigo somos nosotros mismos

jueves 10 de marzo de 2011, 09:52h
Las noticias sobre el turismo son buenas, incluso excelentes. Las reservas están subiendo en todos los mercados, tal vez exceptuado el español donde, dicen, hay una crisis económica importante. El presidente de Barceló Hotels, Simón Pedro Barceló, dijo hace días que estábamos ante una temporada “excepcional”, siguiendo la tónica de lo que había pasado en Canarias con el inicio del año. Sin embargo, parece que no podemos tener la fiesta en paz. Ayer mismo, varios diarios y cadenas de televisión de Europa destacaban que desde ahora y hasta entrado el verano, en España vamos a tener huelgas permanentes en los aeropuertos. ¿Cómo es posible que nos estemos atacando a nosotros mismos? ¿Cómo puede ser que nos permitamos arruinar nuestro futuro de esta forma? En la historia reciente de Mallorca, nunca la sociedad hubiera permitido que una huelga como la que se ha convocado en el aeropuerto, arruine al resto de la sociedad. Nunca hubiera pasado que este asunto llegara a donde ha llegado. Porque siempre habíamos tenido claro que del turismo vivimos todos, que no hay otra salida, que no tenemos otra fuente de ingresos, que los conflictos internos ya los arreglaremos, pero que si atacamos el único recurso que tenemos, no vamos a solucionar ni este ni ningún otro conflicto. Definitivamente, este cambio de paradigma, el considerar que aquí se puede jugar también con la única industria que tenemos, es el indicador de que tenemos muy poco futuro, de que aún no nos hemos hundido suficiente como para volver a empezar.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
2 comentarios
Compartir en Meneame