www.mallorcadiario.com

La última ‘rubalcabalada’

Por Nieves de Meer (*)
jueves 17 de marzo de 2011, 10:53h
Hace una o dos semanas, mientras iba conduciendo, oí de pasada una noticia en la radio que me pareció, por lo menos, desquiciante. Resulta que el superministro Rubalcábala, ungido por el dedo divino, anunciaba otra medida de ahorro, para mi gusto tan demagógica como todas las anteriores, como es el hecho de que de cada 10 plazas de funcionarios que se jubilen, se van a amortizar nada menos que nueve, salvo en Educación, que sólo se amortizarán siete. Eso, así a bocajarro, sin dar más explicaciones. Ahora entiendo porqué el superministro se ha quedado calvo, porque yo, del susto, por poco me trago a un autobús que estaba cambiando de carril en ese momento. Luego dicen que lo que despista es el móvil. O no he estado muy pendiente, o apenas alguien ha preguntado algo, pero parece que a nadie le ha extrañado que puedan sobrar esa barbaridad de funcionarios, o si sobran o no. Nadie, por lo menos públicamente, se ha interesado por saber qué plazas y en qué ministerios u organismos se va a aplicar la medida, ni qué criterios se van a seguir a la hora de aplicarla. Me imaginé que se refería a funcionarios de la Administración Central, que, al haber sido transferidas sus carteras correspondientes, ya no tienen ninguna función desde hace un montón de años. Pero me parece que no es así, o por lo menos, no dijo eso. A mí me parece sencillamente descomunal, y, tanto si realmente sobran como si no, da idea del despiporre en el que estamos metidos. Si sobran, es como para abrir un expediente a todos los gobernantes que los han mantenido en su puesto a cargo del erario público sin recolocarlos durante todos estos años, y si no, es como para abrírselo al propio superministro, que no ha dudado en ningún momento en sobrecargar asquerosamente de trabajo a los pocos desgraciados que queden, que durarán poco porque acabarán todos de baja por depresión, si no se han cortado ya las venas al oír la noticia. Me imagino que habrá puestos de ‘trabajo’ en los que no se trabaje nada y se vaya la mañana en marear la perdiz, y otros en los que nada más llegar, ya den ganas de salir corriendo. Pero entonces, lo que habría que hacer es redistribuir los recursos de una manera mínimamente racional, y no eliminar, así, a bulto y a capón, a nueve de cada diez. Claro, que donde estén los ‘asesores’ elegidos a dedo y dispuestos a corroborar cualquier ocurrencia del político de turno -no hay nada más valiente que la ignorancia-, que se quiten los funcionarios, que, como han tenido que pasar por unas oposiciones y se las saben todas, no se dejan dirigir tan fácilmente. Vamos, que por eso esta era se llama ‘Era digital’. Con respecto a Educación, no dijo “funcionarios del Ministerio”, no, dijo “docentes”, que desde mis entendederas quiere decir profesores, si no lo he captado mal. Y sin conocer el tema, no puedo afirmar que no sobre ningún profesor, pero me parece imposible que sobren siete de cada diez. Por eso me estoy oliendo la tostada. No me extrañaría nada que el ahorro se basara en amortizar plazas fijas, o sea, con derechos laborales, para contratar personal eventual, mucho más barato y más manejable -y menos preparado- y sin ninguna posibilidad de aspirar a un puesto de trabajo fijo, porque para ello tendrían que volver a crear la plaza ¿a que va a ser es? Si a eso le sumamos la ley de agilización procesal, que va a impedir literalmente la vía judicial a los funcionarios víctimas de abuso por parte de la Administración, el plato envenenado está servido. Y lo cierto es que si todo este conglomerado de chapuzas se llevase a cabo en la empresa privada, la Administración le pondría tal multa al empresario, que le hundiría el negocio. Así las cosas, me temo que la siguiente medida será trasladar por Real Decreto el Estrecho de Gibraltar a los Pirineos, y cambiar la Unión Europea por la Unión Explotadora Bananera. Claro, que mejor no dar ideas. (*) Médico de Urgencias.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

8 comentarios