www.mallorcadiario.com

Cort multará con 100 euros por circular en bici por las aceras

jueves 24 de marzo de 2011, 17:45h
El Ayuntamiento de Palma prohibirá circular en bici por las aceras, parques, jardines y calles para peatones y multará esta infracción con hasta 100 euros, si bien esta sanción podrá elevarse hasta los 500 euros si se circula por estas zonas de forma temeraria, de acuerdo a la Ordenanza Municipal Reguladora de la Movilidad de los Ciclistas, aprobada esta mañana por la Junta de Gobierno Local. Además, pese a que en un principio limitaba la velocidad de las bicicletas a 15 kilómetros por hora en los carriles bici situados a nivel de acera y a 25 kilómetros por hora en los ubicados en la calzada, finalmente, el equipo de Gobierno ha pactado con el PP que la velocidad máxima en ambos no pueda superar los 20 km/h. No obstante, esta Ordenanza, que sólo permite a los ciclistas circular por los carriles bici y las carreteras, no entrará en vigor hasta finales de este año, dado que, en primer lugar, debe ser aprobada de forma inicial en el último Pleno del Ayuntamiento de esta legislatura, que se celebrará en el mes de abril. Previamente a ello, a partir de este miércoles se abre un plazo de diez días para que el resto de partidos hagan sus aportaciones, aunque los 'populares' ya han pactado una serie de medidas con el equipo de Gobierno para dar su apoyo a esta Ordenanza, entre las cuales destaca que el casco sólo será obligatorio para los menores de 12 años, mientras que el resto de ciclistas podrán circular sin esta medida de seguridad por la ciudad. Una vez se apruebe esta normativa en el Pleno de abril, algo que el Ayuntamiento espera que se haga por unanimidad, se abrirá un periodo de alegaciones para que las entidades ciudadanas puedan plantear alegaciones al texto, de modo que una vez estudiadas e incorporadas, la Ordenanza se aprobará de forma definitiva en otro Pleno a finales de 2011. PROHIBIDO CIRCULAR CON AURICULARES Además de las sanciones leves (hasta 100 euros) y graves (500 euros), la Ordenanza contempla multas de 200 euros para los ciclistas que cometan una infracción grave, tipificada como tal circular la bici con una sola rueda; transportar a otra persona, excepto los menores de siete años en sillines acoplados; conducir bajo los efectos del alcohol o estupefacientes; circular zigzagueando entre vehículos y peatones: pedalear utilizando cascos o auriculares conectados a aparatos reproductores de sonido o teléfono móvil y cargar la bici con objetos que reduzcan la visión. Pese a que la Ordenanza no obliga a llevar casco cuando se circule por la ciudad, sí que lo recomienda por cuestiones de seguridad, así como el uso de reflectores e indumentaria de alta visibilidad. En cuanto al estacionamiento de las bicis, la normativa establece que se deben aparcar en los espacios específicos condicionados para este fin, de modo que sólo cuando no existe aparcamientos en un radio de 50 metros, estos vehículos pueden ser amarrados a elementos del mobiliario urbano durante un plazo que en ningún caso podrá superar las 24 horas, siempre y cuando no suponga ningún daño al elemento mobiliario urbano, ni se entorpezca el tráfico para los peatones o la entrada y salida de los ocupantes de los vehículos estacionados. Así, la Policía Local podrá proceder a la retirada de la bicicleta de la vía pública cuando una bici lleve aparcada más de 24 horas en un elemento del mobiliario urbano o cuando el vehículo se considere que está abandonado. De este modo, el Ayuntamiento establecerá un lugar de depósito de bicicletas para favorecer su recuperación por parte del propietario, si bien transcurridos dos meses desde la retirada, el Consistorio decidirá su uso final. Por otro lado, la Ordenanza contempla que los ciclistas podrán circular en paralelo por la calzada, en columna de dos, siempre lo más a la derecha posible de la vía, al tiempo que establece que deberán respetar los sentidos de circulación, preferencias de paso y las señales de circulación igual que el resto de vehículos. Asimismo, establece que las bicicletas deberán estar dotadas de un timbre, mientras que cuando circulen de noche, deberán llevar luces (de color blanco en la parte delantera y rojo en la parte trasera), así como elementos reflectores que permitan su correcta visualización por los peatones y conductores. Finalmente, señala que los peatones no podrán permanecer, ni transitar por un carril bici, excepto cuando sea estrictamente necesario, de manera que en este caso, deberán extremar las condiciones de seguridad. Por su parte, la Ordenanza recalca que "si por causa mayor los ciclistas se ven obligados a compartir el espacio con los peatones en las aceras, deberán hacerlo caminando".  
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

5 comentarios