www.mallorcadiario.com

Detenidas cuatro jóvenes por secuestrar y agredir a una amiga por celos

viernes 01 de abril de 2011, 16:43h
La Policía Nacional ha detenido a cuatro mujeres, dos de ellas de 20 años y las otras dos de 21 y 24, a las que se acusa de haber secuestrado a una joven que conocían a la que supuestamente agredieron y robaron. Al parecer, estos actos pudieron haber estado motivados por una cuestión de celos. Según ha informado la policía en un comunicado, se acusa a las detenidas de los delitos de detención ilegal, delito contra la integridad moral, robo con violencia y lesiones. La investigación, denominada operación 'Amistades Peligrosas', se inició después de que el Grupo de Atracos tuviera conocimiento el pasado día 15 de marzo de que una joven había intentado suicidarse al arrojarse desde un cuarto piso al vacío, en la zona del Rafal de Palma, por motivos que "no estaban del todo claros". La joven fue ingresada de urgencia. La policía ha señalado que el día 18 una amiga de la joven denunció en la Jefatura Superior que el motivo de dicho intento de suicidio podía estar relacionado con unas agresiones que había sufrido por parte de un grupo de jóvenes, al parecer motivado por los celos. Los agentes del Grupo de Atracos descubrieron que el 14 de marzo las detenidas esperaron a la víctima a la salida de su trabajo. Cuando la joven se acercó a ellas, éstas la introdujeron en el interior del vehículo de una de ellas "agarrándola de los pelos". Las detenidas llevaron a la víctima hasta un lugar cercano al edificio de Gesa, donde la golpearon repetidamente y le dejaron señales evidentes en el rostro. Tras abandonarla en la zona, la víctima se puso en contacto con la denunciante a la que le pidió que fuera a buscarla porque, tras haberla agredido sus hasta entonces amigas, la habían dejado tirada allí. Ésta fue a buscar a su amiga, si bien no pudo encontrarla porque las agresoras habían regresado al lugar y la habían vuelto a meter en el coche. Al parecer, la llevaron por la zona de Génova, donde la volvieron a agredir y le intentaron cortar el pelo con unas tijeras, además de robarle el teléfono móvil y 30 euros que llevaba encima. La joven estuvo retenida sin su consentimiento entre dos y tres horas, durante las que recibió continuas amenazas. Cuando regresó a su casa, dijo a sus familiares que la habían atracado para ocultarles la verdad por temor a represalias por parte de las agresoras.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.