www.mallorcadiario.com

¿Dónde está Teresa Riera?

viernes 01 de abril de 2011, 18:59h
Ahora que están tan viajeros los anticorrupción, a ver si pueden averiguar el paradero de la socialista catalana que periódicamente viene a pedir el voto por Mallorca y luego desparece varios años. En estos días en que los fiscales Pedro Horrach y Miguel Angel Subirán han encontrado tiempo para volar a Menorca por ‘Xoriguer’, cuando en cuatro años, no han podido coger otro avión (o barco, si prefieren) e interesarse por el flagrante Caso Ibiza Centro… podrían ayudar a localizar a la eurodiputada Teresa Riera. No es que haya cometido ningún desfalco, ni siquiera presuntamente, ni nada que se le parezca (que nos conste), pero a ver si así se mueve un poco y sabemos a qué se dedica por Bruselas y Estrasburgo. Porque de la ‘popularRosa Estarás –que consiguió una buena salida de la política insular vía listas europeas con Jaime Mayor Oreja– al menos, nos constan algunas iniciativas. De vez en cuando, los medios de comunicación recibimos noticias de la ex presidenta del PP balear y la vemos en fotos, muy pendiente de las sesiones de la cámara de la Unión. Sin embargo de la ‘barcelonina’, de flojo tono mitinero, pero que cada x años viene por nuestra Isla para que votemos al PSOE, ya sea al Congreso de los Diputados, primero, o al Parlamento Europeo después, hace siglos que no sabemos nada. Bueno, no. No hay que exagerar. No hace tanto, aunque ya va camino de dos años. Desde el 8 de junio de 2009 no sabemos nada de Teresa Riera; desde el día siguiente de las últimas elecciones, en que consiguió su escaño; esta vez en la lista encabezada por el canario Juan Fernando López Aguilar. Y eso que en la campaña electoral, Riera aseguró que nos haría llegar semanalmente información de su trabajo. La promesa de la socialista en la COPE hubo que ponerla inmediatamente en cuarentena porque fue la segunda parte de una afirmación que no se sostenía. Primero había asegurado –para asombro e incredulidad del entrevistador– que llevaba toda una legislatura defendiendo los intereses de Baleares en Bruselas, Estrasburgo y todos los foros europeos; después de ser diputada en Madrid por el PSIB desde 1996 a 2004, hasta que Francesc Antich encabezó la lista de las elecciones generales por haber perdido anteriormente las autonómicas y para ocupar un escaño en el ‘gallinero’ de la Carrera de San Jerónimo, antes de volver a Palma y lograr recuperar el poder del Consolat de la Mar. Ahora que estamos en el limbo político en el que –según la nueva normativa electoral– no debería haber campañas institucionales como el dit i fet del Govern, ni inauguraciones o visitas, los candidatos que se presentan al 22 de mayo deberían reflexionar y, sobre todo, recordar que si están en listas es para defender los intereses de los que votamos; que no sólo se trata de pedir que un día nos acerquemos al colegio electoral e introduzcamos la papeleta en la que figuran, sino que el objetivo es otro. Que ellos cobrarán por su trabajo (y bien; muchos por encima de lo que ingresarían en sus propias actividades, especialmente en el Parlamento Europeo), pero que a fin de mes deberían poder justificar sus sueldos y ganarse la continuidad si logran su cargo público. Y en caso contrario, que alguien se ponga a investigar malversación de caudales públicos porque el político que no hace nada, también nos defrauda.  
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

0 comentarios