www.mallorcadiario.com

UPyD pide la dimisión de la directora general de Comunicación del Govern por partidismo y parcialidad

lunes 04 de abril de 2011, 17:17h
UPyD pide la dimisión de la actual directora general de Comunicación del Govern, la periodista Gina Garcías, por su escandaloso partidismo y parcialidad, incompatible con el cargo que ocupa, a la hora de conceder subvenciones y ayudas públicas a los medios de comunicación de las Islas. Un sectarismo que provoca vergüenza ajena y que ha sido puesto en evidencia por dos sentencias judiciales del TSJB que han certificado su “arbitrariedad” en el ejercicio de sus funciones. Hace unos meses una sentencia del TSJB ya ponía de manifiesto la “arbitrariedad” de Garcías tras bajar una subvención de un millón de euros a cero euros al diario gratuito Bon Dia. Hace unos días una nueva sentencia del TSJB ha vuelto a incidir en lo mismo, certificando de nuevo la “arbitrariedad” de Garcías al anular la subvención que había concedido el anterior Govern del PP a la Agencia Balear de Noticias (ABN). La sentencia deja en evidencia los tejemanejes de Garcías. El mismo técnico que valoró positivamente el proyecto (22 puntos sobre 25) durante el Govern del PP lo valoró sólo en 4 puntos y medio meses más tarde, a instancias de las presiones de la actual directora general de Comunicación, unas actuaciones que, según el alto tribunal, están “viciadas de arbitrariedad”. Incluso el TSJB afirma que Garcías incurrió en una “desviación de poder” que ha sido sancionada con la anulación del acto desestimatorio de la subvención y con la orden de pagarle la subvención de medio millón de euros a ABN. El TSJB ha desautorizado con severidad y en un corto espacio de tiempo los turbios manejos de Garcías. Entretanto, la cuantía de las subvenciones del Govern del último trimestre de 2010 a los medios de comunicación revela de nuevo la doble vara de medir de Garcías. Mientras a los medios afines al Pacte se les otorgan cuantías significativas, a los medios críticos como El Mundo-El Día de Baleares se les castiga concediéndoles subvenciones irrisorias, esta vez no manipulando las bases del concurso como en los casos anteriores, sino haciendo unas bases a la carta que favorecen a los afines y perjudican a los medios críticos. Aunque en el fondo UPyD es partidario de suprimir las campañas de publicidad institucional  y restringir drásticamente aquellas subvenciones que no sean asistenciales como a los medios de comunicación, creemos que Gina Garcías ha dado motivos más que suficientes para ser expulsada de su cargo, una decisión que entendemos inevitable tras ser autorizada reiteradamente sin que puede alegarse que su arbitrariedad sea flor de un día sino una constante a lo largo de esta legislatura.    
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios