www.mallorcadiario.com

Demasiado agustito

jueves 30 de junio de 2011, 12:01h
Vamos, que iba borracho. Ortega Cano iba muy bebido la fatídica noche en que tuvo un accidente y murió un conductor. Un accidente de tráfico suele pasar desapercibido para el gran público por la frecuencia con que se producen, pero el del torero viudo de Rocío Jurado tiene tal tirón que los medios informativos, especialmente los programas de mayor audiencia de televisión, que son los del corazón y la bragueta, llevan exactamente un mes dale que te pego con el estado de Ortega y especulando sobre las causas del accidente. Lo tremendo no es que fuera bebido, es que un conductor muriera sin comerlo sin beberlo, sin una gota de alcohol en su sangre. No se puede recurrir, como ha hecho alguno, al célebre vídeo robado en el que Ortega cantó aquello de “estamos tan agustito” para deducir que hay antecedentes de la afición del torero al alcohol. Aquello era una fiesta privada y esto ha sido una muerte pública. Ni se puede comparar con lo de Farruquito, pero ambos casos, con resultados trágicos, pueden servir de aviso para navegantes de conducir sin carnet y actuar con cobardía o llevar una copa de más, esa copa que traspasa la frontera entre controlar o no controlar la conducción. La Dirección General de Tráfico ha conseguido gratis con el caso Ortega Cano una campaña impagable para concienciar a muchos de los 80 millones de conductores -80 millones de desplazamientos se esperan en las operaciones salidas- que se van a lanzar a las carreteras nacionales en estos meses de verano. Con el alcohol al volante, tolerancia cero.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame