www.mallorcadiario.com

La manipulación de los niños con fines políticos

jueves 03 de noviembre de 2011, 09:59h
Entre las cosas que me merecen una censura más contundente está la manipulación de las personas que no tienen la capacidad para defenderse, para actuar de igual a igual, para responder con armas dialécticas similares. Es el caso del empresario que sólo quiere que lo elogien, so pena de sutilmente amenazar al empleado con el despido; es la situación que frecuentemente tiene lugar en la relación hombre y mujer, cuando la segunda depende económicamente del primero, y, también, en otros casos de dependencia o necesidad. Tal vez, de todos los supuestos en los que este abuso tiene lugar, el que más me repugna es el caso de muchos profesores que, aprovechándose de su condición de tales, valiéndose del poder que le otorga su cargo, teniendo presente que son quienes decidirán las notas finales de sus alumnos, fuerzan o tergiversan los contenidos de sus explicaciones con intenciones proselitistas, lo cual es más fácil y cobarde porque los chicos, si llegan a darse cuenta de la manipulación, suelen tener dificultades para estructurar una respuesta. Esa violación del derecho a un trato igualitario, del respeto al derecho del joven a formarse sus propias ideas -lo cual no excluye la aportación de datos en forma plural y abierta-, me merece la más radical condena. Viene esto al caso por las imágenes que he visto en la prensa, de profesores en los patios de los colegios públicos de Baleares, explicando a los pequeños su conflicto con la Administración. Existe alguna remota posibilidad de que aquello fuera una explicación imparcial, es concebible que algunos de esos estudiantes se identifiquen plenamente con las demandas de los profesores, pero todo sugiere que en un caso así, la raya que separa adhesión libre de manipulación se puede superar con mucha facilidad y frecuencia. ¿Un niño de los están allí dispone de la información, el contexto, la historia y el criterio necesarios para formarse su propia opinión sobre este asunto? ¿Podría uno de estos jóvenes argumentar que no está de acuerdo con sus profesores, si es que con su propia información hubiera llegado a pensar así? Tengo la impresión de que muchos, demasiados, se han acostumbrado a este abuso y creen que, como normalmente les responden con el silencio, son propietarios de las conciencias ajenas.  
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

9 comentarios