www.mallorcadiario.com

Nadal ya no está

domingo 16 de octubre de 2011, 19:00h
Ha sido un animal del tenis y ahora parece un animal de cámara, foto y papel de revista. Ahí está lo de Armani. Curiosa la transformación de grandes deportistas -también le pasó a Carlos Moyà- cuando consiguen tanto dinero, tanta fama, tanto empeño de las grandes marcas por contratarlo, que dejan su profesión en un plano secundario. El año de Rafa hubiera sido excepcional para cualquier tenista de segunda fila, pero malo para un numero uno como Rafa, que ha perdido todas las finales, que le han quitado el cetro, que ha pasado por China y Japón con más pena que gloria. Ahora queda en la retina del espectador inseguridad, sensación de que no va a ganar, mucha incertidumbre sobre el espléndido futuro de campeón sostenido que tenía este joven atleta, este animal de tenis que tenía entre ceja y ceja que podía llegar a ser el mejor. Ha conseguido cotas impensables, es un ejemplo, pero su potencial indicaba que podría llegar a ser el más grande de todos los tiempos. No lo ha conseguido. El mundo del tenis, como el del fútbol o cualquier deporte competitivo de élite, es tan efímero, tan dependiente de la juventud, que aprovechas esos seis o siete años de máximo rendimiento o te hundes en la mediocridad. Rafa no es mediocre, es un animal de tenis de esos que aparecen de cincuenta en cincuenta años. En España es único en su especie, pero parece que ya no está, que tiene otras cosas en la cabeza, que se conforma con lo que ha hecho y no se ilusiona con lo que le queda por hacer para ser el más completo de la historia del tenis. Probablemente todavía tiene esa posibilidad si vuelve de ese otro mundo que le tiene atrapado. Y como ya no es cuestión de dinero ni de fama ni de posibilidades, quizá falte que alguien le diga que hay que conseguirlo porque sí, “porque está ahí”, como el Everest. Por vanidad, por orgullo.  
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

6 comentarios