www.mallorcadiario.com

Aumenta el consumo de drogas entre prostitutas para afianzar al cliente

domingo 10 de junio de 2012, 12:52h

Entidades sociales han detectado un aumento del consumo de drogas entre las prostitutas de Palma para afianzar a los clientes en época de crisis, debido a que algunos de ellos ponen como 'condición sine quanon' para mantener relaciones sexuales que las mujeres consuman sustancias estupefacientes, sobre todo, cocaína cuando están con ellos, de modo que si se niegan, corren el riesgo de perderlos como clientes o ganar menos dinero.

Mientras aumenta el riesgo de problemas de salud derivados de la práctica de sexo con drogas, el Real Decreto ley de medidas urgentes, aprobado por el Gobierno, deja sin acceso a la sanidad pública a las mujeres en situación irregular a partir del 1 de septiembre.

Las dificultades de inserción laboral y el alto paro en España llevan a muchas mujeres inmigrantes y españolas a practicar la prostitución para obtener ingresos. Aunque el número de clientes baja por la crisis, las entidades consultadas por Europa Press apuntan nuevas tendencias, como el consumo de drogas mientras se llevan a cabo prácticas sexuales.

Normalmente, es el cliente quien posee la droga y obliga a la prostituta a su consumo. No obstante, también se da la situación contraria, mujeres toxicómanas que se prostituyen para conseguir drogas. Desde las entidades se les enseñan modos para fingir el consumo y desviar la atención del cliente. No obstante, el precio es mayor si se consume y si, además, no se utiliza preservativo.

Estas prácticas ponen en alerta a los colectivos sociales, entre ellos Médicos del Mundo, que creen que puede haber un "rebrote" de las enfermedades. La vocal de inclusión social de la ONG, Toñi Fernández, apunta que un 99% de las personas que atienden en el programa SAYDE, de atención socio-sanitaria, es mujer, "la mayoría en situación irregular de alto riesgo" que a partir de septiembre no tendrá cobertura sanitaria.

Por su parte, la coordinadora de proyectos de Casal Petit, Nieves de León Reyes, añade que "en muchos casos se drogan para aguantar, para ellas no es fácil", explicando que en la calle detectan mayoritariamente el consumo de alcohol y cocaína.

AUMENTAN LOS PISOS DE ALQUILER Y CIERRAN MÁS LOCALES

Desde Cruz Roja, a través del programa 'De tú a tú', trabajan con mujeres que ejercen la prostitución en pisos, locales y casas de masajes. La encargada del programa, Araceli Ramírez, ha señalado que recientemente han cerrado muchos locales debido a la crisis. En total, han contabilizado que actualmente, hay operativos 158 establecimientos en Mallorca (locales, pisos y casas de masajes).

Ramírez ha explicado que esta situación ha llevado a las prostitutas a agruparse en pisos de alquiler donde "son menos visibles, tienen menos gastos y más independencia". Además, hay "mucho movimiento" entre ellas, desplazándose por todo el territorio isleño.

Por otra parte, Cruz Roja ha observado un aumento de mujeres españolas que se dedican a la prostitución y trabajan en estos pisos compartidos. Cuando otros años su presencia era del 3%, actualmente se sitúa en un 9%.

"El perfil ha cambiado", aclara Ramírez, pues también ha habido un incremento de mujeres sudamericanas y del este, ambas alrededor del 40%, la mayoría de edades comprendidas entre los 18 y los 30 años.

Además, comenta que algunas de ellas acuden a la isla solo durante la temporada de verano, aprovechando los turistas, de modo que se dedican unos meses a la prostitución y luego vuelven a su país de origen.

No obstante, Ramírez muestra su preocupación porque "se está viendo la prostitución como una forma de ocio", especialmente entre los jóvenes, cuando además crecen las prácticas sexuales a través de la red.

CONTROVERSIA POR UNA REGULARIZACIÓN

Muchas chicas que trabajan en las calles de Palma, consultadas por Europa Press, abogan por una regularización del sector, apostando por otorgar licencias a locales que estén "en buenas condiciones de seguridad y limpieza" donde poder acudir con los clientes que capten en la calle.

No obstante, Médicos del Mundo se opone frontalmente a una regularización o legalización del sector. Fernández opina que "la prostitución es un tipo de violencia de género, no se puede regularizar, ya que sería legalizar la violencia", aunque ellas declaran estar "hartas" de que se las considere como "esclavas".

En líneas similares se sitúa el Ayuntamiento de Palma, que a través de la sección de violencia de género colabora con las entidades sociales que trabajan con la prostitución.

Ellas prefieren estar en la calle para ser más "visibles e independientes" a la hora de escoger a sus clientes, opinan, aunque entienden que algunas personas se "escandalicen". "En la calle están expuestas a más peligros, aunque se sienten más libres", afirma de León.

El perfil de la mayoría es de "mujer emigrante, pobre, sin trabajo, víctima de tráfico de personas y trata", apunta Fernández. Además, agrega que la crisis ha llevado a mujeres que habían dejado la prostitución a volver a ejercer.

Asimismo, de León detalla que la franja de edad de las mujeres que atiende Casal Petit, ofreciendo distintos programas de formación y prevención, se sitúa entre los 18 y 55 años, de las que algunas de ellas, entre 20 y 30 años, tienen hijos aquí o en su país de origen.

Ellas mismas comentan que reciben insultos de vecinos o ciudadanos y que ha habido algún conflicto. Pese a ello, defienden la calle porque los clientes las reconocen y así pueden lucirse, aunque es "una lucha diaria y desgasta mucho", confiesan.

FORMACIÓN E INSERCIÓN LABORAL

Todas las entidades sociales consultadas, junto con el Ayuntamiento, coinciden en que han percibido un mayor interés por parte del colectivo para acceder a una formación y a la inserción laboral. No obstante, en un primer momento, las mujeres que ejercen la prostitución defienden que "no hay nada malo en ofrecer diversión a un hombre que no se lo pasa bien con su mujer".

Así, subrayan que la mayoría no ejercería como prostitutas, "ocultan el ejercicio", comenta Fernández, pero para muchas es la alternativa para lograr dinero fácil.

"Su inserción laboral es complicada", afirma de León, ya que sin papeles las dificultades aumentan, pero dice que "hay mujeres con muchas posibilidades". Aunque muchas se han sumado a las actividades que promueven las entidades, apunta que pocas consiguen definitivamente dejar la prostitución.

Además, añade que la cultura puede ser un "problema" al proceder de nacionalidades muy diversas, pues "cambian las costumbres" y eso dificulta su inserción en el mercado laboral.

CAEN A LA MITAD LAS AYUDAS PARA LAS ENTIDADES

Todas las entidades, junto al Consistorio, colaboran conjuntamente en la 'Xarxa d'Atenció Directa a Persones que Exerceixen la Prostitució' (XADPEP), desde donde aúnan esfuerzos para tratar este colectivo.

El Ayuntamiento es quien proporciona las ayudas económicas a estas entidades para que puedan hacer frente a una parte importante de sus gastos, sean de formación, asesoramiento o atención socio-sanitaria.

Sin embargo, para este 2012, Cort prevé un descenso del 50% de las ayudas que hasta ahora destinaba a las entidades, convirtiendo en convenios lo que antes eran subvenciones, con una cifra de alrededor de los 50.000 euros.

Su función, tal como explica el jefe de sección de violencia de género del Ayuntamiento, Antoni Colom, es la de "apoyo económico" y garantizar la "convivencia e integración" del colectivo, ofreciendo atención desde los servicios sociales.

Por otra parte, hace tiempo el Consistorio otorgó alguna licencia de "actividades personales" a locales que en un intento de abrir un negocio se encontraron con una "realidad imparable", en referencia a la prostitución. No obstante, aclaran que fue "hace tiempo" y que ahora no se dan estos permisos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

1 comentarios