www.mallorcadiario.com

Los funcionarios de las cárceles de Baleares critican la inestabilidad de las plantillas

domingo 19 de agosto de 2012, 17:10h

Los funcionarios de las cárceles de Baleares critican la "inestabilidad" de las plantillas de los centros penitenciarios del archipiélago debido a la insularidad, una "dificultad" añadida a la hora de trabajar, aseguran, por lo que piden al Gobierno que incentive la estancia en las Islas.

En declaraciones a Europa Press, el delegado de Prisiones del CSI·F, Agustín Villar, y uno de los miembros de la Asociación de trabajadores penitenciarios y de la Junta de personal de la Administración General del Estado, Eduardo Rosende, afirman que es "imposible conseguir estabilidad en la plantilla".

Ambos consideran que se debe "incentivar la estancia en Baleares", teniendo en cuenta que la mayoría de funcionarios de las cárceles de las Islas vienen "de fuera". Además, señalan que cuando hay un concurso de traslado de funcionarios se produce una "desbandada tremenda" de trabajadores de Baleares hacia la Península.

Por su parte, Villar comenta que hay casos "sangrantes", incluso entre islas, ya que en Ibiza los funcionarios cobran "menos y hacen el mismo trabajo que en Mallorca", mientras en Mahón "además tienen problemas para viajar al resto de España", explica.

Ante ello, proponen que la Administración "firme la antigüedad para concursos siguientes" o "pague la insularidad que permita al trabajador vivir en la isla y viajar una o dos veces al año para visitar a la familia".

Además, recuerdan que los funcionarios de prisiones que dependen del Estado cobran "menos" que los que dependen de las Comunidades Autónomas, una diferencia "absurda", según Villar, porque no deben desplazarse de su Comunidad para trabajar. Así, piden que el sueldo sea "igual para todos", ya que el trabajo es "el mismo".

DIRECTORES COLOCADOS "A DEDO"

En la misma línea, los funcionarios critican que los directores de las cárceles españolas han sido elegidos "a dedo", por lo que, a su juicio, "deberían ser funcionarios que hubieran pasado por interior" quienes ocuparan la dirección de los centros penitenciarios.

Es más, Villar critica que cuando un director de un centro penitenciario ha sido cesado "no vuelve a su puesto de trabajo anterior", sino que "se le crea un puesto sin funciones".

Una situación que comparan entre los funcionarios dependientes del Estado y los de las Comunidades, si bien los primeros consiguen su plaza por oposiciones y los segundos, "en ocasiones acceden a dedo", asegura Rosende.

Por otra parte, ambos funcionarios censuran que "hay una serie de mandos de dirección que denigran al funcionario". "La imagen que se ha vendido en España del funcionario de prisiones es lamentable", afirma Villar, al tiempo que considera que "para la sociedad parecemos torturadores".

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios