www.mallorcadiario.com
Imagen de una de las calles de Porreres
Ampliar
Imagen de una de las calles de Porreres

14 detenidos en la operación contra la trama de empadronamientos ilegales

martes 19 de enero de 2016, 09:38h

La Policía Nacional ha desarticulado una red delictiva cuyos integrantes, ciudadanos españoles y marroquíes, han sido acusados de delitos e infracciones muy diversas, tales como: falsedad documental, cohecho, favorecimiento de la inmigración ilegal, pertenencia a grupo criminal y estancia irregular. La actuación policial ahora finalizada se ha parcelado en dos fases consecutivas.

Las investigaciones se iniciaron en el mes de agosto al detectarse por parte de la Oficina Única de Extranjería un considerable aumento de ciudadanos extranjeros empadronados en Porreras. Los hechos fueron puestos en conocimiento de investigadores de la UCRIF (Unidad Contra Redes de Inmigración y Falsificación de Documentos), perteneciente a la Brigada de Extranjería y Fronteras del Cuerpo Nacional de Policía de esta Jefatura Superior de Policía.

Un funcionario del ayuntamiento de Porreres colaboraba con la organización criminal

De las primeras gestiones realizadas los investigadores pudieron comprobar que algún funcionario municipal del Ayuntamiento de la localidad investigada estaba facilitando la obtención fraudulenta de empadronamientos de personas que no residían ni habían residido nunca en esa localidad. De igual forma se constató que únicamente él estaba implicado en los hechos un funcionario de ese consistorio, por lo que se le detuvo a finales del mes de setiembre para evitar la continuación de esa ilícita actividad.

Por parte de la Alcaldía se obtuvo la máxima colaboración con la entrega y facilitación de los archivos correspondientes en los cuales se pudieron constatar las falsificaciones realizadas. Los policías continuaron esta primera fase con la recogida de otras pruebas documentales y testificales y las detenciones de otras personas implicadas en los hechos de manera secundaria.

Detenidos y múltiples registros en la segunda fase de la operación policial

Una vez reunidas las pruebas, testimonios e indicios necesarios, a lo largo de esta semana se ha desarrollado la fase final en la que se han detenido a cuatro personas, las máximas responsables del grupo. Del mismo modo se han efectuado los registros de sus domicilios, una gestoría y la empresa de uno de ellos. En los registros se ha intervenido importante documentación, equipos informáticos y un vehículo de alta gama.

Esa ilícita actividad estaba perfectamente organizada y dirigida en su cúspide por dos ciudadanos marroquíes afincados en Mallorca desde hace años. El “modus operandi” del grupo era el siguiente: los “responsables” captaban a ciudadanos de su país en origen con deseos de venir a Europa o contactaban con otros no residentes legales que querían regularizarse u otros con problemas para renovar sus permisos de residencia y a cambio de una cantidad de dinero se encargaban de satisfacer las necesidades de esas personas.

Para su ilícita actividad tenían que contar forzosamente con alguien que les facilitara la tramitación de documentos esenciales para poder obtener los permisos correspondientes. Ahí es donde intervenía el funcionario municipal detenido en Porreras. Éste empadronaba a las personas que pagaban al grupo, dándose la circunstancia de que algunas de ellas no habían llegado a viajar nunca a Europa.

La organización cobraba entre 2.000 y 3.000 euros por la tramitación de los documentos. La investigación continúa para determinar el número total de personas que han obtenido estos permisos de residencia de manera fraudulenta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios