www.mallorcadiario.com

Nunca faltan a su cita

sábado 12 de marzo de 2016, 03:00h

Han tardado. Se les esperaba en diciembre, justo antes de las navidades y se han retrasado. Sin embargo, fieles a su cita anual, han hecho su aparición, en tromba. Su llegada se ha producido de forma huracanada. Los virus respiratorios invernales, entre los que destaca el de la gripe, ya afectan a media comunidad.

En realidad, la temporada ha estado marcada por las temperaturas más cálidas del siglo. La bonanza meteorológica se ha visto truncada por una borrasca que nos ha trasladado en un plis-plas a los rigores del invierno. Probablemente, la brusquedad del cambio, forma parte de la misma partitura del cambio climático que ha reproducido el verano durante el invierno. Aparentemente, cada vez son menos las voces que lo cuestionan.

En cualquier caso, con las temperaturas bajas, los virus se replican a gran velocidad, crecen de forma exponencial y arrasan con todo bicho viviente. Se están comportando con una gran infectividad. La sintomatología inicial es principalmente oro faríngea; posteriormente, en la fase de viremia, domina la afectación general, los dolores musculares, la tos perruna, rebelde, agotadora y refractaria al tratamiento. En un porcentaje reducido de casos, evoluciona hacia la insuficiencia respiratoria que pone en compromiso la supervivencia. Mujeres jóvenes, obesos y mayores frágiles, con múltiples patologías, son sus víctimas propiciatorias.

En esta ocasión, la epidemia, no ha venido precedida del corifeo mediático de la ha acompañado en años anteriores. La gripe actual está provocada por el virus de la influenza estacional, menos morbosa que la influenza aviar o la porcina. Sin embargo, los resultados son tanto o más devastadores. Familias, colegios, residencias y lugares de trabajo se han convertido en el escenario idóneo para el contagio masivo. La vacuna confiere una protección del 60% que ha protegido a los más previsores. En nuestro caso, los profesionales sanitarios, metidos en el chapapote, los sufrimos y compartimos de forma solidaria con los afectados. Va en el sueldo.

De forma general, a pesar de los muchos avances de la medicina y como es tradición, la infección por el virus de la influenza, dura 7 días con tratamiento y una semana sin.

Un Zica, dos Chikungunyas, tres Dengues … y 40.000 gripes. Los primeros se llevan la notoriedad, mientras el segundo, como cada invierno se lleva por delante innumerables vidas. No es casual que los meses de febrero y marzo son, sistemáticamente, los de mayor mortalidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios