www.mallorcadiario.com

Este Govern ya lleva dos Alpha Pam

Por Joan Miquel Perpinyà
martes 03 de mayo de 2016, 05:00h

Pareciera que estar internado en un centro dependiente del Govern y pertenecer a un colectivo especialmente vulnerable, como el de menores o ancianos, se ha convertido en un factor de riesgo para la propia vida. Lamentablemente se le acumulan a la consellera Fina Santiago las carpetas por tales casos sobre la mesa. El primero ocurrió en el centro de menores sujetos a medidas judiciales de Es Pinaret (Mallorca), el día 14 de octubre del año pasado, cuando un joven que permanecía interno murió a consecuencia del incendio declarado en su habitación. La investigación posterior puso de manifiesto un cúmulo de irregularidades que le costaron el cargo a la directora del centro.

Ahora hemos sabido que el día 4 de abril murió una anciana ingresada en la residencia para dependientes Can Blai, en Santa Eulària des Riu (Eivissa), a consecuencia de una supuesta negligencia de una auxiliar, quien en lugar de darle una dieta blanda le dio una ensalada, lo que le causó la asfixia. Aunque según la consellera de Servicios Sociales, no tuvo conocimiento del suceso hasta el día 24, decidió tan pronto como tuvo noticias de lo ocurrido recabar informes y tras ello, despidió a la auxiliar y el director del centro ha sido expedientado y suspendido de empleo y sueldo.

¿Cuál sería el comportamiento de los partidos que ahora están en el Govern si fuese el PP el que estuviese gobernando?

Se trata de dos hechos sin duda fortuitos y luctuosos. Pero ¿acaso no lo fue el fallecimiento de Alpha Pam? Desde luego, conviene salvar las distancias porque no hay dos casos iguales, pero cabe preguntarse cuál sería el comportamiento de los partidos que ahora están en el Govern si fuese el Partido Popular el que estuviese gobernando. En aquella ocasión también fue cesado el máximo responsable del Hospital Comarcal de Inca, pero la oposición no se quedó satisfecha con tan poca cosa e hicieron casus belli del desgraciado episodio. Incluso Alberto Jarabo rodó un documental -muy bueno, por cierto- sobre la muerte del inmigrante apuntando a los culpables.

Dos casos son muchos casos y a fin de cuentas, se trata de la vida de dos personas que se encontraban a cargo y bajo la responsabilidad de la Comunidad Autónoma. No parece que esto pueda despacharse con el cese de los directores del centro. La Fiscalía ha sido informada del caso y deberá tomar cartas en el asunto, pero la consellera Santiago debe comparecer en el Parlament de forma urgente y dar explicaciones detalladas. De gobernar el PP, mucho me temo que ella les habría responsabilizado políticamente sin esperar a recibir ninguna explicación, Drets Humans de Mallorca ya se habría ido al juzgado a denunciar y los Yayoflautas se habrían concentrado exigiendo la cabeza del presidente del Govern. Y seguramente Jarabo habría empezado una campaña de crowdfunding para poder hacer otro documental.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

1 comentarios