www.mallorcadiario.com

Perder o ganar

Por Ferran Martínez
martes 05 de julio de 2016, 03:00h
Tras las elecciones nada a cambiado y por supuesto no ha habido ni sorpaso ni sorpresa. Todo ha salido según lo previsto. Me explico: a nadie le extrañará que la próxima liga del fútbol español la ganará el Madrid o el Barcelona o el Barcelona o el Madrid. Puede, que de tarde en tarde, más bien tarde, algún equipo, eterno segundón, acceda a la gloria, pero durará poco la alegría. Igualmente pasa con los españoles cuya mayoría de aficionados o son del P.P. O del PSOE y los demás chupan rueda o a colaborar que es lo que deberían estar haciendo ahora mismo para bien de toda la afición.
Una afición que está suficientemente narcotizada y amaestrada para depositar en la urna de sus amores el nombre de su club. Así, la mayoría sale de casa con la papeleta marcada, no tienen duda y, si los incordiantes encuestadores te dan la murga y te piden por donde vas a lanzar el penalti, les dices que votarás a quien no vas a votar y punto. No hay más secretos.

Sin entrar en otras valoraciones, tras depositar la papeleta aunque sea tapándose la nariz o con lágrimas en los ojos, conscientes de que no hay más cera que la que arde y queda poca, la otra se la llevaron a los paraísos o directamente a la saca negra. Es preocupante comprobar que los votantes tras depositar se quedan tan panchos. No hay análisis ni meditación en todo caso los analistas mediáticos, cada uno arrimando el ascua a su sardina, nos dicen lo que ha pasado y nos quedamos tan contentos. Lo importante es el análisis que la sociedad votante pueda hacer de estos síntomas electorales, que por muy triunfalistas o paradigmáticos que resulten, pueden esconder alguna terrible enfermedad social. De todas maneras perder o ganar da risa, al final el Gobierno resultante deberá hacer lo que quieran los señores de negro y presupuestar según sus dictados.

Que nadie crea que el Gobierno o la oposición nos sacarán de deudas o que podrán acordar unos presupuestos dignos o rellenar la hucha de las pensiones. Que va , es más, se aproximan otros recortes que nos impondrán los tecnócratas de Bruselas. Con los dictados económicos de la U.E. difícil será que el Gobierno pueda cumplir programas y promesas.

Los grandes pagadores de la factura social seguirán siendo los pequeños empresarios, los asalariados y los pensionistas con su “caja” que ya pueden pensar si usarla de montera o como baúl de los recuerdos ya que dentro de poco estará vacía, totalmente saqueada.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame