www.mallorcadiario.com

Con Rodríguez y el PP nada es normal

Por Joan Miquel Perpinyà
martes 05 de julio de 2016, 09:03h

Que el caso de presunta corrupción policial en el seno de la Policía Local de Palma tenía implicaciones políticas se sabe desde hace tiempo porque así lo ha venido diciendo el magistrado juez instructor, Manuel Penalva, y el fiscal anticorrupción Miguel Ángel Subirán. No se nos puede olvidar que ya en enero del año pasado fueron imputados en la causa el regidor de Seguridad Ciudadana y responsable político de la Policía Local, Guillermo Navarro y el propio jefe del Cuerpo, Joan Miquel Mut. Pese a tan graves circunstancias, Navarro continuó en su cargo en el seno del equipo del alcalde Mateo Isern hasta que hubo elecciones y el PP perdió el gobierno de Cort. ¿Les parece normal? Pues no lo es. Tan poco normal que José María Rodríguez fuera presidente de la Junta Local de Palma tras su imputación por el caso ‘Over’ que le obligó a dimitir del cargo de Delegado del Gobierno con una célebre rueda de prensa donde le vimos llorar clamando por su inocencia y que se sentía indefenso. Como ahora, pero son lloriqueo.

La corrupción por grave que sea, no hace mella alguna en el PP. Ya ven el resultado de las últimas elecciones

Pero fíjense que pese a la gravedad de la situación, a lo que se puede leer en el sumario sobre Rodríguez, Álvaro Gijón, Joan Jaume (último jefe de la campaña electoral del PP con Teresa Palmer al frente), continúan teniendo todo el respaldo de la militancia ‘popular’. ¿Les parece normal? Ha tenido que ser Génova, pese a lo que diga Rodríguez negándolo, quien le fuerce a irse a su casa, porque no solo nadie le cuestiona, sino que además se ve todavía con fuerzas para plantar cara y negarse a que haya una gestora con Marga Durán. En efecto, la corrupción por grave que sea, no hace mella alguna en el PP. Ya ven el resultado de las últimas elecciones. Rodríguez no dimite por lo que diga el sumario, sino porque lo dice Rajoy y Cospedal, una cuestión de mera oportunidad, pese a que su enjuiciamiento en el caso ‘Over’ está más que cantada, momento en el cual se vería obligado a dimitir en aplicación del famoso Código Ético. Lo inexplicable es que habiendo gente honrada en el PP, se avengan a espectáculos bochornosos que a todos salpica cuando desde la sala de prensa de la sede regional del Partido, una multitud se coloca detrás de Rodríguez en señal de respaldo, entre quienes figuran Miquel Vidal, Andreu Ferrer e incluso Marga Durán. ¿Les parece normal?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame