www.mallorcadiario.com

No quieran sustituir al juez y al fiscal

viernes 08 de julio de 2016, 04:00h

Tras el levantamiento de parte del sumario del caso de presunta corrupción policial en el seno de la Policía Local de Palma, es natural en términos políticos que otras fuerzas rivales políticas al Partido Popular busquen erosionar a la formación conservadora por los testimonios que obran en la causa y que hacen referencia al expresidente de la Junta Local del PP de Palma, José María Rodríguez, y al diputado autonómico y concejal Álvaro Gijón. Ambos han presentado su dimisión de los cargos que ostentaban en la estructura orgánica del partido. Sin embargo parece que los miembros del equipo de gobierno de Cort estén pasándose de frenada porque exigir la dimisión de Álvaro Gijón supone una temeridad absolutamente injustificada, pues es de suponer que le magistrado juez Manuel Penalva también ha leído el sumario y sin embargo no ha citado siquiera al regidor de la oposición. Por tanto, no hay motivo ninguno para pedir que entregue su acta de diputado (a no ser que se desprecie la labor del juez y el fiscal de caso y se les pretenda sustituir, además de vulnerar el principio de presunción de inocencia) al margen de que el pacto incurre en hacer oposición a la oposición, lo cual es del todo inapropiado y está fuera de lugar.

Exigir la dimisión de Álvaro Gijón supone una temeridad absolutamente injustificada

Otra cosa es que Gijón deberá valorar –y a buen seguro que lo debe estar haciendo– si su permanencia en el escaño de la Cámara autonómica y también en el salón de plenos de Cort es positiva para el Partido Popular o por el contrario, le perjudica y contribuye a dar un arsenal de armas a sus rivales políticos. No es previsible que los argumentos de PSOE, Més y Som Palma vayan a desvanecerse de la noche a la mañana, sino más bien cabe otear que las cosas pueden empeorar cuando se levante el sumario que se conserva secreto. Es desde este enfoque como Álvaro Gijón, todo un superviviente que ya esquivó el escándalo Rodrigo de Santos en la época de la alcaldesa Catalina Cirer, debe meditar sobre su papel en el grupo parlamentario y en el grupo municipal de PP.

Compartir en Meneame