www.mallorcadiario.com

¿Quién se ha llevado mi queso?

sábado 17 de septiembre de 2016, 09:08h

Los investigadores sanitarios están a la gresca. El manifiesto hecho público por los investigadores en salud de Palma poniendo en tela de juicio la idoneidad de la partida económica destinada al mantenimiento de un grupo de investigación consolidado suena, cuando menos, extraño.


Los reiterados anuncios del ejecutivo sobre el fomento de la inversión en I+D+i en salud no puede dejar colgado uno de sus proyectos más emblemáticos. En realidad, estamos hablando de una iniciativa en la que el total de los emolumentos de los investigadores y los consumibles de laboratorio rondan los 100.000 euros anuales. En este contexto, resulta poco comprensible que nuestros sesudos investigadores pidan la intervención de la Presidenta de la Comunidad Autónoma para diezmar selectivamente a un grupo.


En este mismo sentido, recuerdo unas declaraciones inconsistentes, aparentemente infantiles en el mismo ámbito, denostando y despreciando la línea de investigación con más publicaciones sanitarias de la comunidad y con el mayor factor de impacto de Baleares, hasta jactarse de ser los responsables de su expulsión. En la misma línea de contradicciones hay que encuadrar el silencio cómplice ante la liberalización de la exclusividad para los funcionarios para acceder a un segundo sueldo público con las partidas aportadas por la industria para nuevos proyectos. Podrían ser dedicadas al fomento de los investigadores básicos. ¡Unos verdaderos cracks!


No les vaya a pasar lo mismo que a los liliputienses "Hem" y "Haw" en la conocida fábula de Spencer Johnson, ¿Quién se ha llevado mi queso?. Obsesionados en la vigilancia de sus exiguas reservas de queso se olvidaron de buscar nuevos caladeros. Cuando se dieron cuenta, indecisos, desanimados y hambrientos, los ratones "fisgón" y "escurridizo" ya habían identificado nuevas fuentes y aumentado sus reservas a su costa.


Es el momento de consolidar los grupos activos y de fomentar nuevas actuaciones con recursos propios y externos. Corren tiempos para adaptarse cuanto antes al cambio y apresurarse hacia la acción en campos innovadores, en el ámbito europeo, en vez de tirarse pedradas en clave local.


Me pregunto quién es el pinta, el verdadero flautista, que por no menos de 100.000, les orienta inexorablemente hacia la confrontación y el precipicio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

1 comentarios