www.mallorcadiario.com

Deberes escolares, el debate abierto en la enseñanza familiar

jueves 29 de septiembre de 2016, 01:00h

Recientemente leí un artículo en el que se hablaba sobre la polémica que ha aflorado en estos días, en los medios de comunicación, relativo a los excesivos deberes escolares en los niños españoles y dicho debate, me hizo reflexionar hacia los valores que estamos inculcando en nuestros hogares.

Uno de estos artículos ponía como ejemplo que si un niño está estudiando en clase las medidas , el peso…etc, lo que proponían era que los padres, ese día pudieran, por ejemplo ponerse a hacer un bizcocho con el niño, cuando llegaran a casa, para enseñarles las distintas medidas que se deben de utilizar para la realización de los mismos.

Alegaban que los padres no pueden pasar más tiempo con sus hijos, disfrutando de hacer actividades como esta del pastel, porque los niños tienen que hacer tantos deberes que no pueden disfrutar del tiempo con sus padres.

En ese momento me di cuenta que, el mundo se ve totalmente distinto en relación al cristal con el que se mire, ya que mientras leía el artículo me di cuenta que en mi pensamiento solo había una idea, ¿pero en qué mundo vive ese señor?, ¿en ese mundo los padres, no trabajan, van a recoger a sus hijos y se ponen a jugar y cocinar con ellos?, ¿realmente alguien en su sano juicio puede pensar que los responsables del abandono escolar y del “stress infantil”, son el exceso de deberes en el colegio?. Seamos serios señores, en mi despacho de coaching veo pasar a diario a muchos clientes diciéndome que son incapaces de conciliar su vida familiar con la profesional porque no tienen tiempo de ver a sus hijos, debido a sus maratonianas jornadas de trabajo, que sus hijos son criados por niñeras, o en el mejor de los casos, por sus abuelos y que la comunicación con ellos es totalmente nula.

Una parte importante de los adolescentes de hoy en día, se han convertido en adictos a los móviles, videojuegos y ordenadores y ¿alguien quiere hacernos creer que, si no fuera porque los niños tienen tantos deberes, sus padres harían tartas con ellos?. Lo que sí me parece realmente preocupante es que en Baleares el 26,5% de los adolescentes, después de acabar la ESO, que no aprobarla, abandonen sus estudios para pasar a formar parte de las listas del paro. ¿Será por qué se dedican a hacer repostería por las tardes con sus padres?.

Seamos serios con la educación de los niños señores y no trivialicemos con temas como estos, ya que en mi opinión, que los niños tengan deberes, no tiene nada que ver con el stress escolar, sino que tiene más que ver con cómo estamos educando a los niños, con la baja tolerancia a la frustración que tienen, el mal aprendizaje de la constancia y de la tarea bien hecha, la disciplina y las normas dentro de la sociedad en la que vivimos.

Si tuviéramos los adultos más tiempo para poder estar con ellos, ¿no piensan que bajaría la tasa de stress de los niños?. En mi opinión todo depende de las gafas con las que queramos mirar la realidad, pero culpabilizar del stress escolar a los deberes, me parece salirse de tiesto. Hablemos de la calidad del tiempo que pasamos con nuestros hijos y no tanto del tiempo que ellos tienen libre, porque si no tenemos tiempo para estar con ellos, ¿a qué se dedicarán esos niños cuando no estemos en casa?. Y me gustaría dejar una cosa clara, yo también abogo por un mundo en el que podamos cocinar, leer, jugar con los niños, pero no creo que la clave para evitar el stress infantil esté en los deberes, sino en cómo les educamos para asumir responsabilidades en su día a día, ya que ese concepto lo necesitarán el resto de sus vidas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Mallorcadiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.