www.mallorcadiario.com

Gota fría

Por Vicente Enguídanos
viernes 30 de septiembre de 2016, 03:00h
Las farragosas y protocolarias reuniones de la Comisión Nat, del consultivo Comité de las Regiones, deben haberle parecido a Francina Armengol un oasis en medio del desierto, porque el otoño ha llegado plagado de contrariedades para la estabilidad del Govern y los dolores de cabeza se suceden para la presidenta balear, sin que los analgésicos surtan efecto.

Cuando los ecos del escándalo por las presuntas irregularidades del podemita Daniel Bachiller, con amparo institucional, todavía resuenan por los pasillos del Parlament, el antiguo Círculo Mallorquín se prepara para las explicaciones del director de la abogacía de la Comunidad, Luis Segura, el primero de los cesados… esta semana. Una destitución precedida de la controvertida renuncia a mantener las acusaciones contra Jaume Matas, por los presuntos delitos cometidos en dos causas, que instruye el juez Castro desde que se inventó la computadora. Una, la contratación al arquitecto Santiago Calatrava de una maqueta para la construcción en la bahía de Palma del edificio de la ópera, con aspecto de recalificación urbanística, de la que ya quiso desentenderse la abogacía hace dos años, tras la desimputación del exconseller Francesc Fiol. La otra, porque una década después de las acusaciones de enriquecimiento ilícito vertidas contra el exministro de Medio Ambiente, parece que no hay pruebas de que el origen de los fondos con las que efectuó algunos gastos en el que fue su piso en Palma tengan una procedencia diferente a la que Matas confesó, cuando reconoció esconder al fisco los ingresos del arrendamiento de un bajo comercial durante años, aunque no alcanzara la calificación de delito.

Lo llamativo es que esta decisión sea consecutiva al descubrimiento de una reserva para la compra de un inmueble de características semejantes al renombrado “palacete”, que su homóloga actual negara su existencia poco tiempo atrás. Un ‘quid pro quo’ que, de ser algo más que una especulación, recuerda la coincidencia cronológica en el archivo de la querella por tráfico de influencias al socialista José Blanco en el caso Campeón y la rebaja de pena al expresident Matas por la Sala de lo Penal del Supremo , que le libró de la cárcel hace tres años. Una maliciosa suposición, que se desmontaría sola si el ejecutivo no hubiera consentido, en mayor o menor grado, que la abogacía se contradijera a sí misma.

Con todo, al margen de una necesaria explicación más convincente que la ofrecida por la portavoz y primera responsable del despacho de la plaça del Rosari, Pilar Costa, los partidos que apoyan el acuerdo de gobernabilidad se han descarado y reconocido públicamente que no les importan los argumentos jurídicos y la presunción de inocencia, cuando el objetivo político lo justifica. Lo importante no es la regeneración democrática y el fin de la corrupción, sino el escarmiento y el desgaste de judicializar la vida pública con interés partidista.

Ni este capítulo es el final de la novela que protagoniza el debilitado Matas, ni es el único libro que sigue escribiéndose sobre las irregularidades que inspiró, cuyo epílogo judicial esperamos conocer pronto y sin que deje resquicio alguno a la interpretación, porque la firmeza y la celeridad en la aplicación de la Ley son tan obligatorias como la salvaguarda de los derechos individuales, intromisiones políticas incluidas.

Para ponerle la guinda a la ‘semana horribilis’ de la presidenta, que ha sucedido al debate sobre orientación política general o del estado de la Comunidad, incluida promesa electoral sobre Son Dureta, su desatención a las propuestas de resolución de los grupos parlamentarios ha quedado diluida con la presencia ante la Comisión Ejecutiva Federal de lo que queda del PSOE. Una participación alentada desde sus socios de Podemos, a cuya lealtad y a la de su valedor nacional, en plena marabunta interna, ha fiado su destino político.

Ciclogénesis explosiva es como ahora conocemos un fenómeno meteorológico que por estas fechas suele afectar al Mediterráneo y que en el cambio de estación le ha pillado a Francina de lleno y con las varillas del paraguas torcidas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios