www.mallorcadiario.com

El callejón del gato

Por Vicente Enguídanos
viernes 13 de enero de 2017, 08:14h
La credibilidad de las instituciones ha tocado fondo en nuestras Islas, con un Govern condenado a la inestabilidad y un Parlament demostrando que los Acuerdos del Cambio son solo un pasaje adaptado del lampedusiano Gatopardo.

La indolencia ciudadana y la desafección política están librando a la sede de la soberanía popular del más absoluto de los desprecios, porque los sucesos que la siguen conmocionando distan mucho de ser los hitos legislativos que deberían producir los 10 millones de euros que les pagamos en sueldos y salarios. Lo que no evita la lejanía de los votantes es la sensación de que nunca antes por estos lares se parodió mejor el esperpento, como un hecho grotesco o desatinado. Incluso más aún que la representación de la imagen deformada por los espejos de la calle de Álvarez Gato, que inspiraron a Ramón del Valle-Inclán para retratar la España en la generación del 98. Porque lo que Podemos ha provocado no es una visión distorsionada de sí mismos, sino el retrato más nítido que han ofrecido hasta ahora de lo que son en realidad.

Cuando una lucha interna deviene en problema de Estado y amenaza la estabilidad democrática que tanto nos costó edificar, especialmente si se genera en el seno de quienes llegaron para regenerar la vida pública, alguien debería asumir responsabilidades. No queda libre de pecado ninguno de los grupos parlamentarios que han contribuido activa o pasivamente a este dislate. Siquiera los que aprobaron modificar un reglamento para remediar un problema que tenía nombre y apellidos, bajo la advertencia de inconstitucionalidad, pero con mayor énfasis los que han aprovechado ese redacción inadecuada para tratar de obtener un provecho partidista o personal. Todo eso sin olvidarnos de quienes, con sus decisiones, eclipsaron el debate presupuestario y han arrojado una cortina de humo sobre otros temas de interés general, aunque sin poder ocultar que en Baleares las desavenencias de la izquierda ya son endémicas.

El martes se reunirá la Mesa del Parlament para dar trámite a la expulsión de dos diputadas del menguado Grupo Podemita, una de las cuales forma parte del mismo órgano que debe abandonar, a tenor literal del articulado, que en ningún caso previó este surrealista escenario. Lo que no queda claro es si la probable incoherencia con la Carta Magna puede justificar que se demore su aplicación por el subterfugio de reclamar un informe colegiado, imparcial o externo al que pudiera emitir la Letrada Mayor y si la Presidenta puede votar en favor del aplazamiento para deshacer un supuesto empate, ante una decisión que le afecta directamente.

Lo que nadie puede poner en duda es que la inviolabilidad de una figura, que debería quedar al margen de la presión partidista, se pretende quebrar sin la mínima mayoría que se la concedió y que la controversia jurídica no puede zanjarse por un solo diagnóstico de parte, cuando las consecuencias son del todo irreversibles. La sociedad no convendrá en que la pantomima se prolongue, como no comprendió la extensión indebida de un gobierno en funciones, pero tampoco puede ser cómplice de un escarmiento político, con tintes de purga, que emplea las instituciones de todos en su propio beneficio.

No se puede bendecir que unas diputadas, elegidas en una lista cerrada, puedan mantener su acta tras ser apartadas de la formación que las propuso, pero menos aún que previamente no se hayan respetado las más esenciales normas de transparencia e imparcialidad, en un proceso que ha devenido en un resultado tan drástico. Sobre todo, como consecuencia de una inquina que proviene de tanto tiempo atrás como reflejan las imágenes filtradas hace unos días y que es probable que no sean las últimas en las que Huertas y Seijas se podrán apoyar para demostrar que ha habido un problema de formas en Podemos, pero donde también subyace la ausencia de ética, así como un fondo cainita y miserable, que siquiera conocimos cuando solo se alternaba en el poder la casta más rancia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios