www.mallorcadiario.com

Delirante propuesta de cierre de Son Sant Joan

martes 22 de agosto de 2017, 22:00h

No se puede calificar de otro modo más que absolutamente delirante la carta que la concejal de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal del Ayuntamiento de Palma, Neus Truyol, ha remitido al ministro de Fomento y al ente gestor del Aeropuerto de Son Sant Joan, AENA, entre otros organismos y autoridades. En ella, la edil de Més per Mallorca solicita el cierre del aeródromo entre las 23 y las 6 horas, como se hace, según ella, en la mayoría de aeropuertos españoles, obviando que igualmente en su práctica totalidad se demanda operar también de noche.

En primer lugar cabe preguntarse por qué razón una concejal del equipo de gobierno remite una carta a un ministro y no es el primer edil del consistorio quien lo hace, como correspondería en una relación institucional normal.

Por otra parte, es dudoso que la señora Truyol pueda, por su cuenta y riesgo, lanzar esta demanda a un organismo autónomo como AENA. ¿Es consciente de las implicaciones que esta medida tendría sobre miles de ciudadanos? Pide la edil la implicación de AENA en el objetivo de reducir la presión humana que padece Palma y toda la isla de Mallorca. Hablando del conjunto de la isla, Truyol se extralimita en el ejercicio de sus competencias, pues es algo para lo que no tiene facultades ni es quién para mencionarlo siquiera.

La de paralizar el Aeropuerto de Palma en horario nocturno es un planteamiento que puede lanzar un partido político, pero es más que cuestionable que pueda hacerlo legítimamente una concejal del equipo de gobierno municipal de Cort. Y en todo caso, de hacerlo, debe asumir que “reducir el impacto social de esta instalación” supone que mucha gente se vaya al paro. Que empiece por preguntar a aquellos que van a perder su empleo lo que opinan de su propuesta. Y luego ya se verá si procede enviar cartas a Madrid.

Hace años que no se veía una salida de pata de banco de este calibre, aunque proviniendo de Truyol nada asombra a estas alturas.

Compartir en Meneame