www.mallorcadiario.com

Dos alcaldes difamando al juez del túnel de Sóller

sábado 02 de septiembre de 2017, 22:00h

Llegó el mes de septiembre y las barreras del peaje del túnel de Sóller no han desaparecido, pese a que el Consell de Mallorca aprobara el rescate de la concesión previo pago de 17,4 millones de euros. El rescate no se ha efectuado porque el juez del juzgado contencioso administrativo nº 3 de Palma ha suspendido cautelarmente aquel acto administrativo tras el recurso presentado por la empresa concesionaria, Globalvía, que reclama el pago de 30 millones. La frustración entre los partidos que apoyaron dicha medida es evidente y también entre muchos habitantes de los pueblos más afectados, Sóller y Bunyola, aunque estos reciben una subvención por parte del Govern.

Algunos de estos vecinos se concentraron el viernes en la boca sur del túnel para exigir la gratuidad del túnel, acompañados de los alcaldes de Sóller, Jaume Servera, y de Bunyola, Andreu Bujosa. Todo muy respetable si no fuera por la incursión que estos dos ediles hicieron en terreno pantanoso acusando al juez de estar politizado y de defender los intereses de la empresa concesionaria antes que los de la ciudadanía.

Resulta muy preocupante que dos políticos que ostentan cargos públicos de tanta relevancia se conduzcan así y carguen contra el Poder Judicial difamando a un juez. Las decisiones judiciales han de ser respetadas y en caso de disconformidad, recurridas, como es el caso. Pero atacar al juez con acusaciones de politización es indecente, porque ello supone que cada vez que se acuerde judicialmente algo, si no se acomoda a lo que uno desea y pretende, se acusa de actuar al dictado de la política. Y eso supone quebrar la confianza en el Estado de Derecho y en la independencia de jueces y tribunales. Además, no hay una decisión sobre el caso más allá de paralizar el rescate hasta que se haya estudiado en profundidad, ya que la empresa ha recurrido por no estar conforme con el Consell de Mallorca. Más vale que se pongan tranquilos y que demuestren un poco de respeto por las decisiones judiciales, porque las que les benefician a ellos sí que les satisfacen. Un poco de decoro no estaría de más.

Compartir en Meneame