www.mallorcadiario.com

"Gracias al turismo en Palma las aerolíneas aumentan sus rutas en invierno"

'Gracias al turismo en Palma las aerolíneas aumentan sus rutas en invierno'
Ampliar
Por Eduardo de la Fuente
sábado 11 de noviembre de 2017, 08:37h

Javier Vich es el presidente de la Asociación Hotelera de Palma, entidad que engloba 61 establecimientos, lo que supone 5.126 habitaciones y un total de 9.998 plazas... Y sí, superarán las 10.000 el año que viene con la apertura de dos nuevos hoteles de cinco estrellas. Vich ha hablado para los lectores de mallorcadiario.com a su regreso de uno de los encuentros turísticos más importantes de Europa, la World Travel Market de Londres, la cita en la que se toma el pulso del mercado británico. El objetivo de los hoteleros es consolidar Palma como un destino turístico con nombre propio.

TURISMO DE ESCAPADAS

¿Qué balance hace de su visita a la World Travel Market de Londres? ¿Ha regresado con buenas perspectivas?

Sí, venimos con buenas sensaciones a lo que se refiere a la demanda de city breaks, viajes cortos a la ciudad. Debemos tener en cuenta que hasta ahora el destino conocido era Mallorca y vemos como en el mercado británico crece la demanda de viajes cortos a Palma. Eso ha llevado a que las aerolíneas aprovechen el filón de la demanda y mantengan las rutas. Nos han dicho que hay aerolíneas que este invierno incluso van a aumentar frecuencias y a aumentar plazas.

¿Se traduce eso en un aumento de turistas de invierno?

Palma se está posicionando como un destino de calidad. El 85 por ciento de nuestra oferta es de hoteles de cuatro y cinco estrellas. Esperamos un incremento del 2 por ciento respecto al invierno pasado, entendiendo como invierno el periodo que va de noviembre a febrero. Y el promedio de aumento interanual en términos absoluto estaría en el 5 por ciento.

¿Y en verano?

En verano hemos bajado un poco. En la pre y post temporada, los meses anteriores y posteriores al verano, tenemos buenas previsiones.

¿Podemos hablar de “marca Palma”?

Si retrocedemos en el tiempo, Palma siempre había sido un destino complementario de lo que era la oferta de Mallorca. La ciudad se empezó a transformar hará unos ocho años, de forma muy significativa en los últimos cinco. Ahí se ha producido el gran cambio de Palma. Ahora podemos decir que Palma es un destino turístico en sí mismo, con identidad propia.

¿Qué demanda el cliente que visita Palma?

Buscan la oferta gastronómica, cultural, de compras... Vemos como se demandan actividades deportivas. Hay turistas que vienen a hacer deporte y a participar en eventos y les gusta estar ubicados en la ciudad. En la World Travel Market se ha hablado mucho del Palacio de Congresos y de cómo va a dinamizar la ciudad. A parte de los congresos que son de primer nivel, los clientes buscan, insisto, la oferta cultural, gastronómica... Y valoran la colectividad y la cercanía del aeropuerto.

Tendemos a pensar que el turismo de escapadas a la ciudad es de origen extranjero. ¿Cómo andamos de visitantes nacionales?

Están creciendo. Este año hemos tenido un repunte del turismo nacional en Palma. Los españoles sobre todo buscan la oferta gastronómica y las compras, el comercio.

IMPACTO POSITIVO DE LOS CRUCEROS

¿Qué supone para los hoteleros de Palma la llegada de cruceristas?

Es importante... Hay clientes que se quedan en la ciudad dos días antes o después del crucero. Además, los cruceristas que paran un día también son buenos porque ven la ciudad y son potenciales clientes para años venideros.

Palma como destino turístico es la suma de planta hotelera, oferta complementaria, comercios, oferta cultural pública y privada... Me da la impresión de que ha costado mucho que todos los sectores implicados trabajen juntos y dejen de lado sus rencillas y propios intereses. ¿Ha habido un cambio de mentalidad, cómo son las relaciones ahora?

He notado mucho el cambio, hemos cambiado y trabajamos juntos. Creo que ha sido vital la creación de la Fundación Palma 365. Disponer de una fundación dedicada exclusivamente a la promoción en todos sus ámbitos nos ha unido. Han hecho un gran trabajo. Palma es un destino y tenemos que ir todos a una. Ya no ves aquello de que cada uno tiraba por su lado y miraban por su parcelita. Todos los agentes que componemos la cadena de valor turístico de Palma estamos alineados. Queremos un turismo sostenible y de calidad. Y eso es lo que nos diferencia, calidad y diversificación.

SATURACIÓN TURÍSTICA

Hoteleros de otras zonas, como por ejemplo Magalluf, me comentan que su apuesta es la calidad, que prefieren y es más provechoso asumir una ligera pérdida de turistas en favor de visitantes de mayor poder adquisitivo. Y aún el cambio seguimos teniendo la idea de saturación.

Es una percepción. Claro que en julio y agosto es fácil pensar que hay demasiados turistas. Pasa lo mismo que cuando Palma se llena de turistas en los días de lluvia porque no pueden ir a la playa. Eso no es nuevo, ha pasado toda la vida. Es cierto que en los últimos años se ha sumado el efecto cruceros que sigue creciendo y es beneficioso. Las navieras están apostando por Palma. Y es bueno que el Ayuntamiento haya hecho otras “puertas de entrada” a la ciudad para que todos no lleguen a tierra en el mismo sitio y a la misma hora.

Cualquier gran ciudad está llena en verano. Pasa en Londres, en París...

Claro. También veremos como evoluciona la regulación el alquiler vacacional en viviendas plurifamiliares. Todo ello también afectará a esa percepción de saturación.

PALMA, ABIERTA TODO EL AÑO

¿Que se dicen los hoteleros entre ellos cuando hablan en petit comité del invierno que llega?

Cada invierno somos más en Palma los que mantenemos los hoteles abiertos. El 90 por ciento de los hoteles siguen abiertos y los que cierran es por reformas y actualización del producto. Se puede decir que somos la única plaza de Mallorca que se mantiene en marcha los doce meses del año. La verdad, el sentimiento es pesimista, ahora mismo mentiría si dijera que la percepción de cara al invierno es más positiva que pesimista.

¿Por qué piensan así cuando me ha dicho que esperan aumentar la ocupación?

Palma se ha vacacionalizado. ¿Qué quiere decir esto? Palma se comporta más como un destino vacacional que urbano. Somos un destino de negocios y placer, hay turistas que compaginan ambas cosas. En los últimos años han caído las ocupaciones en invierno y han aumentado en verano. Por eso somos pesimistas, pero como le decía al principio no es menos cierto que de cara a este invierno tenemos mejores expectativas. Tenemos un Palacio de Congresos abierto y otras infraestructuras que nos ayudan. Imagine que nos cae un congreso potente en enero o febrero... Eso repercute en nuestra actividad y en toda la ciudad.

¿Qué período es el más duro del invierno?

Diciembre y enero. El año pasado tuvimos una ocupación del 41 por ciento en enero. Eso son muchas habitaciones sin ocupar.

CRECIMIENTO Y FUTURO

¿Sigue creciendo la planta hotelera de Ciutat?

Este años se han abierto tres hoteles: el del Palacio de Congresos, el Sant Jaume y el Summum que abre el 1 de diciembre. Son dos de cinco estrellas y uno de cuatro superior. Juntos suman más de 600 plazas. Para el 2018 abren dos hoteles de cinco estrellas. El nivel de los hoteles que se implantan demuestra que tenemos una demanda de calidad.

Hablamos de hotel boutique, una etiqueta que creo que a veces no entendemos del todo. Lo cierto es que cada vez son más los hoteles que ofrecen exposiciones de arte, actuaciones musicales, locales de copas y restaurantes... ¿Es esa la tendencia de futuro?

Sí, así es. Lo de hotel boutique no es una clasificación oficial, es una denominación comercial. Son conocidos como pequeños hoteles en edificios históricos. Suelen ser de muchísima calidad y que al estar en el centro también deben estar abiertos a los residentes. Es un modelo que va más allá del actividad tradicional en la que se juntan y disfrutan de la oferta turistas y residentes.

De cara al futuro inmediato, ¿qué punto débil se debe mejorar, a nivel privado o público?

En Palma debe pensarse ya en un plan de infraestructuras. Desde que empezó la crisis serie en el 2008 y desde entonces se pararon las inversiones grandes. Se ha hecho mantenimiento, pero necesitamos cosas nuevas, han pasado diez años y eso es mucho tiempo para una ciudad como Palma. El alcalde ha anunciado una intervención importante en el Passeig Marítim con la que estamos de acuerdo y apoyamos. La aplaudimos y es necesaria. Esa es la línea que se debe seguir. Hay barriadas de Palma que necesitan inversiones importantes, el propio destino nos lo pide. Debemos seguir en las campañas de promoción, dinamizar la ciudad y continuar poniendo el foco y nuestra atención en los meses de invierno.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios