www.mallorcadiario.com

Han hablado

Los menorquines, tanto los que han votado como los que no, han hablado. El pueblo es soberano, y ha emitido su voluntad. Compleja, unas veces, pero bastante clara en esta ocasión. Las urnas han castigado severamente al Partido Popular. Para unos será un castigo en clave estatal, por los recortes del gobierno central; y para otros un rechazo rotundo a la política de Bauzá. Sea como fuere, el PP ha quedado sin opciones de gobernar en la mayoría de las instituciones.

Hay nuevas formaciones políticas con ninguna o escasa experiencia política, hay dispersión de voto, y necesidad de pacto para formar gobiernos estables. Nada que ver con lo visto en la última legislatura. Hasta la fecha hemos visto a todos los partidos, a los nuevos y a los de siempre, criticar al adversario, y poner condiciones irrenunciables para llegar a acuerdos, un ejercicio dialéctico que forma parte de la puesta en escena de una campaña electoral cualquiera. A partir de hoy se abre un nuevo capítulo. Es la hora de los pactos. Un intenso periodo en el que todos, absolutamente todos, deben de saber ceder por el bien de los ciudadanos a los que representan y buscar esos puntos de encuentro con sus adversarios políticos que permitan dotar a las instituciones de un periodo de estabilidad institucional. Es el momento de pensar en los ciudadanos y dejar de lado las estrategias en clave de partido o las decisiones tácticas de único interés particular. Se necesitan pactos y se necesitaran ya. Y, a ser posible, evitar gobiernos a la italiana, tan endebles como gigantes con pies de barro. Tan volubles como el tiempo. Los ciudadanos no merecen sufrir un espectáculo lamentable de vanidades que eternicen la estabilidad que nuestras instituciones merecen. Andalucía es el claro ejemplo de lo que no debemos consentir en Balears.

 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios