www.mallorcadiario.com

El genocidio cristiano hoy

Asistimos al primer genocidio del siglo XXI: El de los cristianos. Lo contemplamos tranquilamente, mientras los medios de comunicación dedican más espacio al hábitat de la cabra salvaje, por ejemplo, que a esta masacre ya cotidiana. Y cuando la tratan, de vez en cuando, no se explican de donde viene la violencia yihadista, ni saben cuáles son las causas. Intentan evitar, gran parte de ellos, que se trate de una cuestión religiosa y fracasan al evitar informar que lo que estamos presenciando es un genocidio, a escala global, contra los cristianos. Existe miedo y complejo a decir las cosas por su nombre, y a definir a los cristianos como uno de los principales blancos del islamismo, víctimas de un genocidio que amenaza la continuidad del mensaje de Jesús de Nazaret en aquellos territorios donde se originó.

En muchos sitios del planeta matar cristianos se ha vuelto un hábito. Las iglesias de Medio Oriente, Asia del Sur y África, son víctimas de ello. No hay mes que no se registre ningún atentado. Bombas, acuchillamientos, ejecuciones y matanzas. En 2015, según algunas fuentes, el número real de cristianos asesinados por año, por motivo de sus creencias, pueden llegar a decenas de miles.

Millones de cristianos han sido desplazados o forzados a mudarse como consecuencia de las agresiones cometidas por musulmanes, dejando atrás unas 13.000 iglesias abandonadas o destruidas. Drama humano y patrimonial.

En Nigeria, por ejemplo, después de que en el año 2.000 doce estados del norte, musulmán, empezaran a implementar la sharia, la ley islámica, por lo menos entre 9.000 y 11.500 cristianos han sido asesinados.

En Medio Oriente el radicalismo islamista está acabando con las comunidades cristianas, posiblemente las más antiguas del mundo. En Irak, en 1987, existían en el país 1,4 millones de cristianos, hoy solo quedan entre 200.000 y 400.000. Según Dale Johnson, sacerdote sirio, hace un siglo casi el 25% de Medio Oriente era cristiano. Hoy la cifra asciende solamente al 2%.

Según John L. Allen, periodista especializado en asuntos católicos, los cristianos constituyen el principal grupo religioso en riesgo: “La carnicería está ocurriendo en una escala tan grande, que no solamente representa la historia cristiana más dramática de nuestros tiempos, también el principal desafío en derechos humanos de nuestra era”. El Pew Research Center indica que los cristianos están siendo perseguidos en 130 países, lo que supone casi tres cuartas partes del planeta.

Es importante destacar que el genocidio cristiano actual no es culpa de unos pocos locos. El islamismo yihadista tiene una larga historia, y las comunidades cristianas la conocen muy bien. Un ejemplo: Hace exactamente cien años que empezó en la actual Turquía, bajo el todavía Califato otomano, el primer gran genocidio del siglo XX, anterior al de los judíos perpetrado por los nazis. Fue la matanza de 1,2 millones de cristianos, casi la mitad de la población armenia, para imponer el islam como única religión en aquel imperio. 100 años después asistimos a un nuevo genocidio.

Con este panorama desolador es lamentable el silencio de Occidente. Por ello es de admirar que existan personas que ayudan a los más necesitados y alzan la voz. Como Ariadna Blanco, la delegada de la Fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada quien hoy a las 20h en el Centro de Historia y Cultura Militar de Baleares, en Palma, nos dará testimonio de este genocidio. Si puedes, no te lo pierdas. Puede que te ayude a despertar y levantarte.

Compartir en Meneame