www.mallorcadiario.com

Los indignados de Palma trabajan para lograr un manifiesto de “mínimos”

Los indignados de la Plaza de España de Palma consensuaron anoche en una asamblea en la que participaron más de 300 personas un manifiesto que “sirve como guía de la esencia ideológica del Movimiento 15-M”, que ya ha cumplido su primera semana de acampada. La base de este documento, según indican los indignados a través de su página web, quedó establecida en la necesidad de elaborar un manifiesto de “puntos mínimos y de consenso”. Estos deben englobar, cómo mínimo, cuatro ideas clave. La primera de ellas hace referencia a la reforma de la ley electoral para que cada voto de cada ciudadano cuente igual, sin importar dónde viva y a quién vote. Piden un sistema de listas abiertas para el Congreso de los Diputados de forma que “el Parlamento refleje la realidad de los resultados electorales, según esos criterios de representación proporcional que pide la Constitución Española en su artículo 68”. Por otro lado, los indignados reclaman una ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública que “obligue la administración a hacer públicos todos sus documentos, que permita a cualquier ciudadano acceder a los contratos, las adjudicaciones, los datos y las cuentas de cualquier institución pública”. Dicen que “no es para curiosear sino para controlar cómo se gestiona el dinero de sus impuestos y así evitar abusos”. El tercer punto de este manifiesto recoge la necesidad de hacer un referéndum sobre el rescate a la banca para que los ciudadanos puedan votar si quieren o no quieren que el dinero de sus impuestos se destine a rescatar a las entidades financieras insolventes, porque “un gasto tan extraordinario no se puede decidir a espaldas de la sociedad”. Por último, se pide la reforma de la ley de financiación de partidos y de la ley de la función pública para hacer “completamente transparentes los ingresos y los gastos de los partidos y permitir su fiscalización a través de organismos independientes de su estructura”. Además reclaman que los políticos que accedan a la función pública presenten anualmente una declaración de ingresos y patrimonio y que sea incompatible cobrar varios sueldos públicos, incluyéndose en esta definición de sueldo público los sueldos que pagan los propios partidos a sus dirigentes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame