www.mallorcadiario.com

Instigadores de la turismofobia

La portavoz parlamentaria de Podem Illes Balears, Laura Camargo, ha regresado de sus vacaciones con las pilas bien cargadas y muy combativa. Para demostrarlo, este lunes ofreció una rueda de prensa en el Parlament cargando con fuerza contra el PP y contra el Gobierno de Mariano Rajoy, acusándolo de “balearfóbico” y de tratar a Balears como una “colonia vacacional”. Sus declaraciones han sido muy reveladoras porque han dejado claro que las acciones contra el sector turístico tienen responsables directos, que son quienes las ejecutan; pero también tienen instigadores. Y está claro que el discurso político de Podem alimenta un discurso contra los turistas y contra la industria turística, que otros recogen para criminalizar al sector y culpabilizarlo de todos los males imaginables. Conviene recordar que Podem no ha condenado la acción que Arran llevó a cabo y pareciera que de alguna forma la respalda, al asumir el discurso de la organización juvenil independentista.

Es innegable que la afluencia de turistas acarrea problemas a los residentes, sobre todo en temporada alta. Pero no lo es menos que Balears tiene la tasa de paro más baja de todo el país. Por ello, la afirmación de Camargo de que el turismo se ha convertido en un negocio que no beneficia a la mayoría de gente trabajadora, “sino más bien al contrario” solo puede salir de alguien que integra la casta política y funcionarial. La líder de Podem, como profesora universitaria que es, al igual que tantos otros dirigentes de su partido, deben creer que el dinero para pagar sus salarios surgen de la nada. Y como todo el mundo sabe, excepto ellos, tal cosa no es así. Para pagar los servicios públicos esenciales hace falta que haya una industria que genere recursos y actividad económica estable y sostenida en el tiempo. De ahí surgen los impuestos con que se pagan la sanidad, la educación, las pensiones, los servicios sociales, etc.

La industria turística contribuye de forma decisiva a que Balears sea la comunidad autónoma que más empleo genera y que más crece en afiliados a la Seguridad Social. Eso son factores que de forma deliberada Laura Camargo omite sistemáticamente. Y además, con su discurso de criminalización de toda la actividad turística, de paso, denigra el trabajo que desde el Govern y desde la Conselleria de Treball se viene haciendo para luchar contra la precariedad y contra el fraude en la contratación.

Naturalmente que hay casos de abusos laborales y de transgresión de las normas que rigen las relaciones laborales. Casos que son condenables y cuya persecución se ha intensificado como demuestran las actuaciones de la inspección de trabajo y de la Policía. Pero Camargo y Podem en su conjunto persigue escenificar el caos porque en su discurso solo hay lugar para la crítica y el alarmismo. ¿Dónde están sus propuestas? ¿Dónde sus alternativas? Inexistentes porque no les interesa. En su estrategia para alcanzar el poder solo cabe la descripción del apocalipsis para aprovecharlo a su conveniencia. Pero la ciudadanía sabe muy bien que el turismo es de lo que vivimos, porque la mayoría no tiene la suerte de ser profesor de universidad, que no tiene de qué preocuparse aparte de ver cada día primero de mes si la nómina está ingresada, como los dirigentes de Podemos

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

0 comentarios