www.mallorcadiario.com

El prestigio de AENA

Por Javier Fernández Arribas
En España, hay demasiadas ocasiones en las que te juegas el prestigio ganado a pulso, con duro trabajo y buena gestión durante años, por un conflicto coyuntural donde convergen intereses, casi siempre inconfesables. Durante los últimos días, AENA ha sufrido injustamente las críticas de algunos sectores que han visto o han creado la ocasión para hacer política barata y demagógica con el absurdo slogan de España no invierte en Cataluña o, en este caso, AENA no gasta en seguridad en el aeropuerto de El Prat de Barcelona, lo mismo que gasta en el Adolfo Suárez Madrid Barajas.

Hay una explicación tan simple como que los puntos de control, vigilancia y filtro de viajeros en Barcelona son 14, de acuerdo a sus dos terminales, mientras en Madrid son 56 correspondientes a cuatro terminales y el satélite de la T4. No se sostiene esa crítica que se hace por desconocimiento o por mala intención con tal de alimentar el victimismo del grupo de políticos independentistas catalanes que buscan cualquier tema para justificar lo injustificable. Lo que no es admisible es que el prestigio de AENA como empresa de gestión de aeropuertos en España y en distintos lugares del mundo, se vea afectado.

Hace cinco años, la situación era muy precaria y ahora cotiza en Bolsa y es una empresa muy rentable. La normalidad ha vuelto al aeropuerto tras el incremento de la presencia de la Guardia Civil en los puntos de control de pasajeros, actividad que siempre supervisa en todos los aeropuertos, aunque la gestión corresponda a una empresa privada, en el caso de Barcelona, EULEN. Por cierto, el contrato con esta empresa, y con otras que realizan servicios en los aeropuertos, se decide de la misma manera en los últimos 20 años de acuerdo a la normativa de contratación de la Administración Central regida por la Abogacía del Estado con unos criterios fijados.

En los próximos días, la salida del conflicto, al menos temporal, será el laudo que dicte un mediador elegido por las partes o por el Gobierno, si no hay acuerdo entre las partes. Hay muchos daños causados durante estos días a miles de viajeros que han visto alterados sus planes de vacaciones o su libertad de movimientos en un aeropuerto como el del Prat de Barcelona, un lugar estratégico para España, y, por tanto, para Cataluña. El derecho de huelga es muy respetable pero hay ocasiones en las que hay quien lo utiliza no solo para reivindicaciones laborales.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame