www.mallorcadiario.com

Me están matando la gallina

Por Juan Antonio Tormo
lunes 27 de agosto de 2018, 02:00h

Sí, la que usted piensa, la de los huevos de oro, me la están matando, incluso con alguna dosis de tortura previa.

No hace mucho, nuestras preocupaciones en torno al turismo eran muy básicas, vendrán más o menos turistas, esperemos que haga buen tiempo en primavera para que lleguen antes y no haya muchas tormentas al final del verano, que Punta Ballena no sea portada de los Tabloides ingleses o alemanes, los trileros, delincuencia variada en Playa de Palma y algo de balconing.

En estos momentos a esta lista le tenemos que añadir un nutrido grupo de preocupaciones más, las pintadas en contra del turismo, los chicos de Arran con su turismofobia, la subida inexplicable de la ecotasa, el desmadre de top manta, concejales rajando contra “los efectos demoniacos del turismo” conselleres que se ponen de perfil ante estos problemas, aumento del balconing, el no saber atajar el problema del alquiler turístico, manifestaciones en contra de los cruceros, subidas de precios abusivas de algunos hoteleros y empresarios de restauración, recuperación del turismo en países como Turquía, Egipto, Túnez, Grecia o Croacia entre otros. Ahhh!!!!! y se me olvidaba, la temible aparición de tiburones, medusas o tintoreras que han pasado de ser pintorescas a ser preocupantes.

Todo esto nos lleva a que nadie está contento este verano, los transportistas hablan de bajadas del 10 al 15%, las salas de fiestas, del 30%, restauración bajadas del 30%, los rent a car tienen flotas paradas y el pequeño comercio admite bajadas en algunos puntos de hasta un 40%.

Que si alguien admite alguna culpa, Noooooo, pero la realidad es que para septiembre ya hay ofertas hoteleras de hasta un menos 40%. Supongo que este artículo pondrá contentos a algunos, entre los que no me encuentro. Hemos pasado de vivir razonablemente bien con el turismo como motor de la economía balear a sobrevivir y pasar angustia, mientras tanto demagogia e inacción.

La gallina está fibrilando, sus huevos de oro ya no son lo que eran, está siendo amenazada y perseguida, mientras que ella sólo nos ha demostrado amor incondicional ¿llegaremos a tiempo de salvarla o perecerá y nos quedaremos sin sus apetitosos huevos? Quizás la solución para no perder los huevos de oro será echarle huevos, porque si seguimos sin hacer un buen diagnóstico de la situación y ponemos soluciones, dentro de unos años, todos eunucos y yo que quizás estoy un poco chapado a la antigua, no me apetece.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios