www.mallorcadiario.com

La tontería solemne

Por Manuel Pascua Mejía
viernes 08 de febrero de 2019, 01:00h

No me cabe en el magín cómo cualquier bobada, si twiteada o instagrameada, acaba teniendo enjundia, y si encima la remite un inane con youtube channel y pelo tintado de algún color inverosímil la cosa puede ser incluso planetaria.

Un vistazo a los principales “influencers” del panorama patrio es suficiente botón para saber que estamos recorriendo el camino equivocado y el ejemplo quintaesenciado de la premisa es Gabriel Rufián, un tipo con indiscutible talento para twitear chorradas que mueven a millares de indepes de medio pelo y remecen a la clase política, del mismo medio pelo, propia de la República Inexistente de Cataluñistán. Que este individuo sin más lecturas que el As sea el Churchill catalán deja clara la aspiración de los filogolpistas en amarillo pollito.

Hoy día no se necesita tener estudios, lecturas, referentes o mentores; basta y sobra con una cuenta en youtube, llenar de emojis cualquier guasap o subir a Instagram fotos hueras en las que no se vean los “nipples” pero sí unos morritos retocados con los filtros del esmarfón. La estupidez circundante está a tal nivel que hoy hay lerdas que se acercan a su operatetas de cabecera a pedirles que las cambien para quedar azules, respingonas o con culopato que es como ellas se ven.

Nada importa que la realidad siga siendo la realidad, lo único válido para estas mentes pacatas es que la porquería metida bajo la alfombra del image filter parece desaparecer y cuando les adviertes que no, que la mugre sigue estando ahí aunque no la vean, su única respuesta es llamarte facha, machista o asesino de animales y es que, hoy, ser vegano no es una forma de alimentación, es una postura ideológica.

-¿Y qué propugnan, oiga?

Pues básicamente que tu perro o tu gato se alimenten de zanahorias (ver #GatoVegano) o que dejemos de comer carne porque no sé qué. Eso sí, toda la huella de carbono que deja tras de sí la miga vegana no cuenta, como tampoco lo hace el gasto brutal y desmesurado en agua para regar sus campos de soja y palodú en un mundo con 1.200 millones de humanos sin acceso al agua potable.

Cada día hay una nueva chorrada nacida en las RRSS y aupada al nivel de categoría por unos medios de comunicación cada vez más medios y menos de comunicación para regocijo de sus ricos accionistas y escarnio de los neobobos con la lenguaja desdoblada que los consumen.

La penúltima performance estuvo en Totalán. Allí nuestro país dejó claro ante el mundo que somos unos llorones sin pizca de sensatez ni sentido del humor, algo muy de este tiempo Trump. Todo un despliegue tipo “lo que haiga falta” para algo que todos sabíamos desde el minuto uno: con una caída libre de 70 metros el niño no podía estar vivo. “Tú lo que quieres es que los niños del mundo desparezcan”, me tuiteó un ofendidito porque al quinto día del rescate yo escribí “¿Soy el único al que todo esto le parece un disparate?”. No le contesté porque ante tal nivel intelectual mis palabras no alcanzan.

La chorrada de la semana pasada fue una guerra-burbuja entre los cocheros de diligencias y los conductores de coches porque aquellos no encuentran ni pasaje ni ventas de posta donde refrescar sus acémilas, y el oropel de esta semana se llama Guaidó, el sacrificial propicio para abrir camino y preparar el advenimiento del tapado, sea quien sea, que sustituirá a Maduro y su cúpula en PEDEVESA para repartir el tesoro con sus brothers de arriba.

No se trata de que Maduro sea un tirano -que lo es-, ni de que esté en la presidencia de Venezuela de forma irregular -que lo está-, sino de que en este mundo de simplezas los neobobos se han tragado la tontada de que esto es por el bien de los venezolanos. Pues no; esto es por el bien única y exclusivamente de las compañías petrolíferas estadounidenses que ya se reparten el botín de 1.250.000 barriles diarios de petróleo venezolano. Y quede claro: mi comentario no quita un ápice de responsabilidad, venalidad y satrapía a Maduro, solo pretendo señalar que tapar el sol con el dedo no hace que advenga la noche.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios