www.mallorcadiario.com

Mohamed VI: socio estratégico

viernes 09 de agosto de 2019, 01:00h

Marruecos en el siglo XXI y después de 20 años de reinado de Mohamed VI ofrece una realidad incuestionable basada en los datos económicos, en la modernización evidente del país con unas infraestructuras equiparables a un país europeo, con un desarrollo industrial muy notable sobre todo del sector del automóvil, con un incremento relevante de la influencia en el continente africano que incluye regularización de inmigrantes y con un control de la seguridad y de la lucha antiterrorista vital para sus intereses y los de sus vecinos europeos que encuentran en Marruecos un lugar atractivo para hacer turismo. En los últimos meses destacan tres elementos en su camino hacia el desarrollo y el progreso del país: la puesta en funcionamiento de la línea de alta velocidad entre la gran ciudad económica, Casablanca, y Tánger, región que representa el centro de las nuevas inversiones que tiene como segundo destacado la inauguración de Tanger Med 2, la segunda fase del puerto que está consiguiendo altas cuotas del tránsito marítimo de mercancías por el Mediterráneo. Además, del nuevo puerto deportivo que supone un salto cualitativo en la capacidad adquisitiva del turismo que llega a esa zona. Por cierto, un turismo que tiene una atracción extra en la presencia de Mohamed VI en la zona durante el verano. Y el tercero es la apuesta por las energías renovables con la construcción de la planta de energía híbrida fotovoltaica y termosolar más avanzada del mundo con diseño y producción de la empresa española TSK. El AVE, Tanger Med y las energías renovables representan una punta de lanza que supone el crecimiento de numerosas empresas alrededor de la gran actividad económica y social que generan, lo que supone una oferta de empleo creciente y de mayor calidad y cualificación. España es el mayor socio comercial de Marruecos desde hace años con unas inversiones y exportaciones que representan el 15% del PIB de Marruecos.

Casi mil empresas españolas trabajan en distintos sectores marroquíes con un índice de rentabilidad notable y con los mecanismos necesarios para la resolución de posibles discrepancias que surgen en el día a día. La actividad empresarial española constituye uno de los pilares en los que se basa la relación estratégica entre ambos países vecinos que han sabido superar los conflictos que surgieron en el pasado y mirar hacia el presente creando un futuro de estrecha colaboración y de intereses entrelazados en materia económica, política, comercial, social, cultural y deportiva. Las relaciones entre las dos casas reales son la mejor garantía para mantener en vigor y bien engrasados los mecanismos que posibilitan el mantenimiento de los intereses mutuos. En el ámbito político, Mohamed VI asume las competencias delimitadas por la reforma de la Constitución en 2011 que permitió afrontar con decisión y determinación las reivindicaciones que surgieron del movimiento popular del 20 de febrero, encauzado por la vía pacífica y dialogante que permitió evitar situaciones peligrosas y conflictos graves como los que azotan a países como Siria, Libia o Yemen. Mohamed VI tiene actualmente como compañero de viaje en la gobernabilidad del país al partido islamista moderado Justicia y Desarrollo, en el poder durante dos legislaturas tras ganar las elecciones celebradas en condiciones equiparables a muchos países occidentales.

Hay algunos aspectos de la Monarquía parlamentaria marroquí que tienen que ir mejorando por el camino de una mayor igualdad social, una reducción de la desigualdad entre las zonas rurales y las grandes ciudades, una mejora de los índices de educación y de analfabetismo y de los servicios sanitarios, educativos y sociales en regiones como el Rif o en ciudades como Jerada y el respeto a los derechos humanos. Para lograr el reparto de la riqueza que todo país necesita, con el fortalecimiento de la clase media y la disminución de las desigualdades, Marruecos tiene pendiente una mejora en su sistema fiscal que permita una recaudación más eficaz y justa de los impuestos que permitan acometer los gastos e inversiones en servicios sociales demandados y necesitados por diversas regiones. Las protestas en la región del Rif han provocado la reacción del rey Mohamed VI que ha exigido responsabilidades a varios ministros del Gabinete que han sido forzados a la dimisión y en la celebración de sus 20 años en el trono, el rey ha indultado a 47 arrestados por las protestas en la región minera de Jerada y nueve condenados por el Hirak rifeño que se unen a los 60 excarcelados con motivo de la fiesta del fin del Ramadán, en junio. En su discurso de la Fiesta del Trono, Mohamed VI se ha comprometido a lograr un nuevo modelo de desarrollo y la renovación del sector público porque reconoce que el 1% de los marroquíes no sienten la mejora de sus condiciones de vida y sufren pobreza y precariedad.

En el conflicto del Sáhara Occidental, en el último año se ha celebrado en Suiza dos reuniones con la presencia de delegaciones oficiales de Marruecos y el Frente Polisario, acompañadas de las de Argelia y Mauritania, bajo los auspicios de Naciones Unidas. Hay expectativas ciertas de cara a alcanzar un acuerdo que soluciones el conflicto que tanto sufrimiento entraña para miles de personas en los campamentos de Tinduf. La nueva situación en Argelia puede derivar en una oportunidad de recuperar las relaciones, abrir la frontera entre los dos países y ofrecer un futuro digno y con esperanza a los saharauis. Mohamed VI es un socio estratégico con muchas más luces.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.