www.mallorcadiario.com
Tratamiento alternativo para el síndrome de piernas inquietas
Ampliar

Tratamiento alternativo para el síndrome de piernas inquietas

lunes 23 de septiembre de 2019, 17:08h

El Síndrome de piernas inquietas es un trastorno de origen neurológico que se caracteriza por la aparición de una sensación desagradable en las piernas y, en ocasiones, en los brazos, que lleva a la necesidad de realizar un movimiento constante cuando se está descansando con el fin de aliviar esa sensación. Aunque pueda parecer una dolencia extraña, estudios publicados en Londres han demostrado que un 10% de la población europea y estadounidense lo padece. Por suerte, existen tratamientos para paliarlo.


El origen de este trastorno data de la segunda mitad del siglo XVII. Más concretamente, de un granjero londinense que, en 1672, recogía los síntomas que asentaron las bases de la detección de este síndrome. Fue el doctor inglés Thomas Willis quien registraría esa información, pero no fue hasta el año 1861 cuando fue reconocido como una enfermedad, de la mano del doctor alemán Theodor Wittmaack.


Desde entonces, se han diagnosticado millones de casos con el paso de los años que, además, han instado a los especialistas en salud a buscar soluciones o, al menos una forma de paliar sus síntomas y todos los problemas que generan. Así, han aparecido soluciones farmacológicas de toda clase, pero también tratamientos alternativos que están demostrando ser muy eficaces para evitar las molestias que genera este síndrome y poder llevar un ritmo de vida normal.


Causas y síntomas del SPI


Antes de conocer cuáles son los tratamientos más modernos, es conveniente saber cuáles son los factores detonantes del SPI, y también los síntomas que reflejan su presencia en el organismo. Es un trastorno degenerativo, por lo que su temprana detección es de lo más conveniente para evitar todos los problemas que pueda causar con el paso de los años.


Qué causa el síndrome de piernas inquietas


Las investigaciones realizadas hasta ahora indican que la raíz del Síndrome de Piernas Inquietas es un fallo en el funcionamiento de la dopamina en el organismo. Esta sustancia es la que se encarga de regular el movimiento, estando ubicada en el sistema nervioso.


No es el único detonante, ya que esta sustancia depende del hierro que haya en el organismo, y una ausencia de este o un mal funcionamiento pueden provocar que la dopamina no lleve a cabo su labor adecuadamente y, por tanto, aparezca el SPI.


Síntomas del síndrome de piernas inquietas


Entre los principales síntomas que delatan la presencia de este síndrome figuran la necesidad de mover las piernas o los brazos debido a una sensación molesta en ellos, así como el empeoramiento de esta necesidad durante largos períodos de inactividad. Si, cuando se está sentado durante varias horas, o incluso tendido en la cama, aparece esta molestia, es un posible síntoma.


Además, es importante señalar que esa sensación debe aliviarse con el movimiento y que los síntomas se acentúan al final de la tarde y por la noche. El SPI se manifiesta menos durante el día, pero es al llegar la noche cuando más aparece y, si el malestar en las piernas solo se va frotándolas o moviéndolas, es porque se está ante un caso relacionado con este trastorno.


Tratamientos para el Síndrome de Piernas Inquietas


Existen soluciones para este síndrome que pasan por el uso de fármacos de primera línea. Lo más habitual es el uso de agonistas dopaminérgicos, aunque en otros muchos casos se utilizan desde opioides hasta antiepilépticos, que han demostrado ser útiles para frenar la sensación de molestia que aparece en las piernas a consecuencia del SPI.


A pesar de esto, quienes prefieran algún tratamiento alternativo pueden recurrir a otras fórmulas que están demostrando ser muy buenas para reducir la molestia generada por los síntomas del SPI. Existen ensayos clínicos que han demostrado que la acupuntura puede ser muy útil como tratamiento natural para el síndrome de piernas inquietas, aunque aplicada a través de implantes auriculares. La auriculoterapia avanzada puede ayudar con este trastorno.


Auriculoterapia para mejorar la calidad de vida en el SPI


El Centro de Medicina Neuro-Regenerativa es de los pocos que han apostado por la acupuntura a través de Aguja Permanente para mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por el Síndrome de Piernas Inquietas. Tras décadas de investigación, han dado con una técnica originada en Alemania en el año 2001 con la que ya se ha tratado a más de 5.000 pacientes en todo el mundo, haciendo que su día a día sea más sencillo.


El método consiste en aplicar unos microimplantes de titanio en el cartílago de la oreja. Gracias a estas pequeñas soluciones, indoloras y prácticamente inapreciables, los síntomas se aplacan y el malestar se alivia considerablemente, sin importar el tiempo que haya estado evolucionando la enfermedad o la edad que tenga el paciente.


Una de sus mayores ventajas, además, es que al no necesitar el uso de medicamentos, es imposible que aparezcan efectos secundarios adversos en las personas tratadas. Puede no ser la solución definitiva, pero sí mejora la calidad de vida de las personas afectadas gracias a una eficacia clínicamente probada en numerosos ensayos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

2 comentarios