www.mallorcadiario.com

Valores poco éticos

Por Gabriel Le Senne
jueves 20 de febrero de 2020, 04:00h

Salta de nuevo Baleares al foco de la actualidad nacional debido a la grabación a una profesora del IES Emili Darder de Palma, impartiendo una asignatura llamada “Valores Éticos”. Precisamente. Recomiendo leer la narración de la clase completa en Libertad Digital, porque no tiene desperdicio.

Tras despacharse a gusto contra VOX con todos los tópicos habituales (“xenófobo, fascista, elitista, machista”), ante las dudas expresadas por algunos alumnos, despliega toda la argumentación, absurda pero desgraciadamente también habitual, sobre la llamada ‘violencia de género’: no hay denuncias falsas, no pasa nada por detener a un señor preventivamente mientras se investiga… Hasta acabar desbarrando en sus conclusiones: "Vivimos en una sociedad absolutamente machista y todavía hay gente de vuestra edad que lo pone en duda", se lamenta. "¡Qué puedo esperar de estos alumnos que ponen en duda si las mujeres denuncian falsamente!", exclama, antes de sentenciar: "¿Sabéis lo que pasa? Que hay montones de hombres violadores y maltratadores y esto os tendría que preocupar por vuestra condición de hombres."

Los datos y el debate racional y sosegado brillan por su ausencia. Libertad Digital proporciona algunos hechos interesantes: más de 13.000 hombres fueron encarcelados preventivamente en 2018 sólo por haber sido acusados de ‘violencia de género’, sin que finalmente fueran condenados. Por poner en contexto, en 2018 fueron asesinadas 47 mujeres por este motivo, según las estadísticas oficiales. Resulta que España es uno de los países más seguros para las mujeres.

A continuación, la clase pasa a tratar la inmigración, con el mismo discurso demagógico. Pero curiosamente, cuando los alumnos traen a colación que la criminalidad de los inmigrantes es superior en términos relativos, la profesora no sólo niega la realidad, sino que afirma: “Esta estadística me horroriza, porque está criminalizando a personas". Interesante argumento, cuando acaba de criminalizar a todos los hombres. Quizás es que no somos personas.

No contenta con esto, pasa a la ofensiva:

"- ¿De dónde es tu familia?

- De aquí.

- No, porque no eres catalanoparlante, ni tienes apellidos catalanes, ni eres de Mallorca.”

Nuestra profesora trata de enseñar a los alumnos que todos procedemos de inmigrantes pretéritos, pero sólo se le ocurre recurrir para ello al argumentario nacionalista.

Visto lo visto, ya que me temo que no vamos a poder cambiar el contenido, propondría cambiar el nombre a la asignatura: podríamos llamarla Adoctrinamiento en Valores Poco Éticos, o Valores Podeméticos, Valores Progresistas, Mis Valores… Posibilidades no faltan, seguro que se les ocurre alguna.

A nuestra querida profesora me atrevería a decirle que éticamente tiene el deber de ser neutral en cuanto a ideología política, evitando transmitir a los alumnos como indiscutibles ideas opinables o controvertidas. En tales casos, únicamente procedería exponer algunos datos (¡ciertos, no inventados!) y conducir un debate razonado que permita al alumnado extraer sus propias conclusiones y opiniones. Sin demonizar al discrepante.

La conducta de la profesora infringe las normas más elementales de la deontología profesional, y por tanto les da un pésimo ejemplo a sus pobres alumnos, que afortunadamente demuestran tener más sentido común que ella.

Yendo a lo general, sólo con lo poco que sale a la luz y con lo que podemos percibir en nuestro entorno, es evidente que nuestra educación desgraciadamente dista mucho de ser neutral. Desde hace demasiado tiempo. Desde Societat Civil Balear, en colaboración con ‘PLIS, Educación por favor’, hemos publicado un extenso informe que prueba el adoctrinamiento nacionalista en los libros de Lengua y Literatura catalanas. Adicionalmente existe un claro sesgo contrario a la economía de mercado y a favor de la ideología de género.

El otro día publicó Luis María Ansón un artículo para enmarcar titulado “La que se avecina”, donde resumía la estrategia del ‘socialismo del siglo XXI’ del Foro Sao Paulo. Una de las claves para imponer su régimen totalitario, naturalmente, es el control de la educación. No podemos seguir mirando a otro lado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios