www.mallorcadiario.com

Aplausos para los apestados

Por Francesca Jaume
lunes 13 de abril de 2020, 09:06h
Del creador de “derecho a la propiedad privada pero hay que limitar el precio de los alquileres” y “nos estamos cargando el planeta pero voy a todas partes en coche” llega ahora “aplaudo a los sanitarios pero no quiero que vivan en mi finca”.
Por desgracia, las muestras de rechazo a que el personal sanitario pueda ir a su vivienda particular a descansar de su dura jornada laboral -física y emocionalmente- ya no son mera anécdota. Las imágenes de carteles ‘antimédicos’ colgados en los halls o rellanos de las fincas de pisos ya son abundantes, y son muestra no sólo de un egoísmo vergonzoso sino también de una enorme incongruencia y de una falta de reflexión mínima. Las peticiones que hacen algunos vecinos para que el personal médico, de enfermería y auxiliar no residan en su vivienda habitual durante el tiempo en que dure la crisis sanitaria y así evitar potenciales contagios carecen de todo fundamento y lógica.
Es verdad que por desgracia el personal sanitario (incluyendo también las farmacias) está siendo un colectivo extremadamente perjudicado en cuanto a contagios - sobre todo a la falta de equipos de protección individual- pero precisamente su conocimiento de lo que supone la enfermedad -individual y colectivamente- hace que también sea el que más esmero pone en no contagiar a las demás personas.
¿O acaso alguien piensa que después de pasarse jornadas de doce horas, con una presión mental formidable, intentando que los enfermos puedan superar situaciones extremas y viendo como muchos mueren en la más triste de las soledades, los sanitarios no toman todas las cautelas - y más- para evitar nuevos contagios? ¿Alguien en su sano juicio cree que un médico no llegará a casa con guantes y mascarilla?
No es de recibo que alguien que está soportando una tensión que nos podemos ni imaginar, poniéndose en riesgo personalmente para hacer el mayor de los bienes a la sociedad, tenga que sufrir que sus convecinos le escriban notitas pidiendo que se vayan a otra parte.
Es tan inhumano que los que los que se dedican a hacer semejante barbaridad son los que tendrían que estar confinados en hoteles especialmente habilitados para idiotas (*).
(*) Idiota proviene del griego idiotes, que significa “falto de moral”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

1 comentarios