www.mallorcadiario.com

Diario de un confinado: Comprando pan

Por Josep Maria Aguiló
miércoles 22 de abril de 2020, 01:00h
Uno de los grandes dilemas a los que tenemos que enfrentarnos estos días es el de decidir qué tipo de pan compraremos cuando vayamos al supermercado o a la panadería que tenemos al lado de casa. Como siempre he sido de natural un poco indeciso, suelo visualizar antes de salir de casa las posibles opciones que tengo, para no quedarme luego petrificado por la duda ante decenas de estantes con todas las variedades de pan imaginables y a veces incluso también inimaginables.

Así que estando aún en casa aparecen en mi mente distintas figuras vinculadas directamente a la harina y a los hidratos de carbono, como el pan moreno mallorquín, las baguettes, las barras caseras, el pan blanco, los bollos, las pulguitas, los llonguets, las vienas, el pan de molde y a veces hasta las galletas de inca, que vendrían a ser como las primas segundas del pan.

Una vez tomada ya una primera decisión inicial más o menos definitiva, sólo queda entonces decidir si el pan que compraré unos minutos más tarde deberá tener o no fibra, o algún aditamento especial. Ya de camino hacia el súper, no sé bien por qué, suelo escuchar casi siempre una implacable vocecita interior que me repite «el pan engorda, el pan engorda», así que empiezo a rebuscar entonces otra posible vocecita interior que pueda decirme quizás justo lo contrario, aunque muy rara vez la encuentro. Y cuando esa vocecita alternativa aparece, suele limitarse a recordarme algún conocido refrán, como «a falta de pan, buenas son tortas» o «al pan, pan, y al vino, vino».

Como eso de andar buscando vocecitas interiores seguramente no sea demasiado saludable ni aconsejable, por muy filosóficas que esan voces sean, lo mejor es olvidarse de todas y acabar comprando el tipo o los tipos de pan que previamente teníamos decidido llevarnos. Luego ya en casa lo colocaremos primero en la nevera o en el «rebost» y unos días después lo pondremos en la tostadora, que, a diferencia del horno, tiene la ventaja de que en ella puedes poner siempre también los bollos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios