www.mallorcadiario.com

Diario de un confinado: El enigma

lunes 04 de mayo de 2020, 04:00h
Siempre fui más de letras que de ciencias, lo reconozco. Desde pequeño, normalmente me ha costado siempre mucho poder llegar a entender los principales conceptos abstractos que nos ayudan a comprender algo mejor el mundo físico. Hay un chiste ya muy antiguo que parecería pensado para personas como yo. Un profesor de Matemáticas le pregunta a uno de sus alumnos, ya algo talludito, cuánto suman dos más dos. Y el estudiante, tras pensarlo detenidamente unos segundos, le dice a su maestro: «Pues... no sé... si no me da más datos...».

En mi caso, esa poca predisposición genética al saber científico incluiría no sólo la aritmética tradicional, sino también la geometría, la astronomía, la tabla periódica de los elementos o la física moderna. En ese sentido, sé que me creerán si les digo que tras varios días de estudio y de reflexión, y de haber visto ya unos doscientos gráficos aproximadamente, aún no he conseguido entender del todo en qué consistirán o cómo se aplicarán las cuatro fases de la desescalada que se inicia oficialmente este lunes. A veces, incluso he tenido la curiosa sensación de que algo parecido le ocurría también a nuestro querido presidente.

Para serles sincero, ya me costó un poco hace dos meses saber qué podría hacer y qué no para no vulnerar el estado de alarma, así que desde el 14 de marzo me limité esencialmente a ir al supermercado, a teletrabajar, a lavarme las manos veinte veces cada día y a recargar sin parar el teléfono móvil. Cuando creía tenerlo ya todo más o menos controlado, me volví a angustiar ligeramente hace unos pocos días, cuando el Gobierno anunció que desde el pasado sábado podríamos salir ya a pasear o a hacer deporte, si bien sólo en determinados horarios y bajo unas condiciones muy concretas... que podrían cambiar en cualquier momento.

Como temía incumplir alguna de esas nuevas y muy prolijas disposiciones, este pasado fin de semana opté prudentemente por no salir y quedarme en casa, que muy posiblemente sea lo que haga también ahora en el inicio de la fase cero. Mientras tanto, seguiré intentando descifrar el enigma de lo que podremos hacer o no en cada una de las cuatro fases o de las que puedan venir en el futuro. Además, intentaré descubrir también el significado exacto de expresiones hoy novedosas como la «nueva normalidad» o la «cogobernanza», que también tienen su aquel, no crean, incluso para quienes siempre hemos sido más de letras que de ciencias.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

0 comentarios