www.mallorcadiario.com

El destierro

Por Manuel Pascua Mejía
jueves 06 de agosto de 2020, 01:00h

Los constituyentes de la actual Constitución decidieron eliminar la pena de destierro cosa que yo siempre condideré equivocada. La pena de destierro es un castigo relativo en un mundo global, pero ayuda a proteger a los de casa. Por ejemplo, desterrar a todos los anti España ayudaría mucho a tener paz y progreso.

Ahora, el rey emérito, demérito y pretérito se va de España en un destierro solapado. No creo que cambie mucho su vida y, en cualquier caso y lo que es central en este asunto, volverá para presentar causa ante la justicia si ésta decide que debe imputarle o investigarle porque lo cierto es que ahora Juan Carlos I no está incurso en ningún proceso judicial

Todos los seres humanos tenemos luces y sombras en el cuaderno de la vida y es de justicia poner en la balanza los exponentes de ambas. Juan Carlos tuvo su momento y durante los años de su reinado fue un buen rey: ayudó y favoreció con sus actos diplomáticos y sus contactos privados a todos los presidentes, se mojó por la democracia en unos momentos en que había varios golpes de estado en marcha y fue embajador-mediador de importancia que favoreció nuestra entrada en el Mercado Común Europeo (1986) antecedente de la Unión Europea.

También los indicios e informaciones que vamos conociendo (serán pruebas cuando así lo dictamine el sistema judicial) nos muestran a un hombre avaricioso y frívolo, adúltero y egoísta. Y aunque sea todo verdad, lo que hizo bien simplemente no se borra. Un ejemplo: Picasso se enamoró de Marie-Thérèse Walter (1925) cuando ésta tenía 15 años y él 44. Hoy los ofendiditos -y sobre todo las ofendiditas- lo llaman violación y pedofilia (Hannah Gadsby), pero ni aquellos eran estos tiempos -mi abuela se casó con 14 años con mi abuelo de 22 en 1928- ni aunque lo hubieran sido, su obra pictórica se vería afectada.

No sorprende ni un ápice que los únicos que están meando fuera del tiesto con este asunto, reclamando el regreso de la guillotina pues que todos ellos a coro ya son las tricoteusses que acudían a las ejecuciones con su labor, dispuestas al espectáculo, son los anti España: ERC, JXCat, Bildu y Podemos.

Intentan por elevación dar en la monarquía como institución y provocar un referéndum todavía más imposible que el de los independentistas. Como discurso común a todos ellos, incluido el verdaderamente fugado de la justicia Puigdemont, usan dos “argumentos”: que “huye” de España, lo que es falso y, en el caso de Podemos, deslealtad con el gobierno; y que lo mismo pasó con Maria Cristina, Isabel I, Alfonso XIII y no sé quién más. Es fácil cuando uno tiene el nivel cultural de Rufián, el conocimiento de la historia de Puigdemont, la sangre de 800 muertos en el ADN de Otegi y la rabia social de Iglesias, confundir monarquía con dinastía.

El rey Felipe VI tendrá que mejorar la transparencia de la Casa Real y el legislativo tendrá que determinar y aclarar milimétricamente el alcance de la inmunidad real que ya no puede seguir siendo como lo ha sido hasta ahora.

En cuanto a la discusión Monarquía-República… Canadá tiene por jefe de estado a la reina de inglaterra (de esto no hablan los ágrafos independentistas que tanto nombran ese país), lo mismo que Australia y Nueva Zelanda; también son monarquías Bélgica, Holanda, Dinamarca, Suecia, Noruega y Luxemburgo. ¿Duda alguien de la puridad de sus democracias? No, claro que no.

La Monarquía en el siglo XXI es una jefatura del estado neutral y apolítica que permite el establecimiento de relaciones largas y duraderas y, por lo mismo, beneficiosas para el país. Claro que no se sostiene intelectualmente la herencia de un privilegio de sangre, pero se sostiene por el bien social, común y nacional. Y queda otro detalle: ¿Qué tipo de república: una como la alemana o la italiana cuyos presidentes son comparsas; como la francesa que es una monarquía con presidente o como la estadounidense en la que el jefe del gobierno y del estado son la misma persona? ¿Una república como la de Cuba o Venezuela; o como la de Filipinas? Yo, puestos a elegir, prefiero el sistema yanqui pero solo en hipótesis. Creo que la monarquía es buena y necesaria en España.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios