www.mallorcadiario.com

¡Ni es tan tonta, ni es tan imbécil!

Por Miquel Pascual Aguiló
viernes 30 de octubre de 2020, 01:00h
"¡Ni pidas a quien pidió, ni sirvas a quien sirvió!"

El pedigüeño o el servidor sabe los trucos de quien ha mendigado o servido y si es como la Ayuso tiene deseos de vengarse de humillaciones pasadas. En un sentido más amplio, este refrán alude al cambio de ánimo que se produce en la persona que ha sufrido un cambio de estado o de fortuna. Porque cualquiera de los dos, el que sirvió y el que pidió, conoce al dedillo los defectos propios de tales servidumbres, y se muestra, ademas de riguroso, engreído por su condición de persona venida a más.

“El que de servilleta pasa a mantel, ni Cristo puede con él”

Fue la que de ser la “tuitera de perros” que gestionaba la cuenta de twitter de Pecas, el perro de Esperanza Aguirre, el amigo fiel que seguía a Aguirre sin rechistar, pasó a ser Presidenta de la Comunidad de Madrid. Es comprensible que el cargo le venga grande, pero también que se agarre al mismo como alma que lleva al diablo. ¡Porque cuando un mediocre tiene un gramo de poder cree que tiene una tonelada de autoridad!

“Aunque ande sin cindra, también rebuzna”

Fue elegida como candidata precisamente por ser una política “sin complejos”, que daba la cara, que no se arrugaba. El PP la probó durante días ante los medios y Ayuso se ganó el puesto. Defendió enarbolar la bandera de España, no etiquetó a Vox en la extrema derecha y clamó como una loca contra “la dictadura feminista”.

Si algo caracteriza a la popular Ayuso es que, como ella misma defiende, habla “sin miedo”. Y sin cerebro, ¡ni falta que le hace!

¿Qué calificativo se merece alguien como la Ayuso que tiene como expertos para decidir si se cierran los bares de copas en Madrid al exportavoz del gobierno de Aznar, Miguel Angel Rodriguez, detenido por conducir borracho y al magistrado Enrique López que dimitió tras ser pillado en moto sin casco y ebrio después de saltarse un semáforo en rojo y cuadruplicar la tasa de alcoholemia?

“Cuando un burro se empunta no hay manera de moverlo por más palos que le den”

Ayuso está para lo que está. No le interesa la sanidad pública universal y gratuita, le importa un bledo la educación pública, gratuita y de calidad, le importa un rábano la salud alimentaria de los niños, le importan un comino los ancianos pobres. Si fuera catalana, alguno podría pensar que lo hace por el tres por ciento.

Es la mejor muestra del liberalismo político y económico que preconizan tanto el Partido Popular como Vox.

No es tan imbécil, no es tan tonta como la llaman, es una peporra sinvergüenza, irresponsable y peligrosa. Ayuso es una mezcla del cinismo y la caradura de Aguirre, la hipocresía de Alfonso Alonso, la prepotencia de Aznar, el delirio verbal de M. Rajoy, la chulería macarra de Hernando, la ignorancia de Casado y el nivel intelectual de Ana Botella. Un compendio de lo "mejor" de cada casa. ¡Capisci?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
3 comentarios
Compartir en Meneame