www.mallorcadiario.com

Los no populistas y Cataluña

martes 16 de febrero de 2021, 03:00h
Cuando apenas hace unas horas que se ha conocido el desenlace de las elecciones catalanas, de forma urgente, y desde mi perspectiva liberal, que quiero recordar que consiste en ser tolerante con los proyectos de vida personales de cada uno, partiendo de la idea de que la protección de la libertad individual, junto con la vida y la propiedad, constituye la principal razón de ser del Estado.

Pues bien, desde esa perspectiva, el resultado electoral muestra que cuando una comunidad le abre la puerta al populismo, éste arraiga con tal fuerza que acaba por desplazar cualquier otra opción no-populista. Y ciertamente, el nacionalismo, en sus distintas versiones, es populismo extremo. Al tiempo que también lo es, aunque más moderado, el partido de Sánchez y, por el lado contrario, Vox.

Cataluña es fundamental para España, pues su liderazgo económico, y su vanguardismo artístico e intelectual ha configurado, de una forma u otra, al conjunto de la Nación. Además, de forma muy especial, siempre ha seducido a las élites cultivadas de baleares, aunque no tanto al empresariado más dinámico. Así, la minimización de las opciones políticas menos populistas nos puede hacer pensar que este fenómeno se continuará extendiendo al resto del país, y con fuerza a nuestra comunidad. Penetrando y dominando todas las instituciones, sobre todo, en los medios de comunicación, la educación y el sistema judicial.

Ante esta situación, ¿Qué podemos esperar los liberales de la política en los próximos años? Pues, como ya escribí en artículos anteriores, hemos de ser conscientes de que el nacional-populismo gobernará durante mucho tiempo, incluso aunque sea cierto que nos vamos descolgando, poco a poco, de los diferentes rankings económicos y de la prosperidad. Ya que, sin embargo, esa pérdida de bienestar no se reparte de forma uniforme, pues la parte de la población, nada despreciable, encuadrada en el sector público y sus alrededores puede ver mejorada su situación.

Por todo ello, soy de la opinión de que los partidos de ideología más liberal, como puede ser el PP o Ciudadanos, harían bien, no sólo en identificar los errores políticos que han cometido, sino en intentar centrarse más en el medio y largo plazo, aunque sea a costa de dedicar menos recursos al día a día. Pienso que la única forma de desenmascarar las falacias populistas es mediante la comunicación reflexiva y profunda, lo cual requiere realizar propuestas reformistas de calado, así como contar con los canales de comunicación suficientes como para poder llegar a la parte del público interesada.

En este último sentido, los modernos sistemas telemáticos permiten que los propios partidos se conviertan, en sí mismos, en medios de comunicación donde tratar y divulgar sus propuestas de forma directa, aun sabiendo que navegan a contracorriente. Además, permiten sortear el obstáculo que supone la distancia geográfica, incluido el Océano, ampliando, hasta casi el infinito, las posibilidades de participación de alto nivel.

Ciertamente, las ideas explican mejor que los intereses creados la deriva política de cualquier país. Sin ellas acaban triunfando aquellos menos escrupulosos que se aplican a la conquista del poder por el poder.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios