www.mallorcadiario.com

¡L'independentisme ens vol robar!

martes 09 de marzo de 2021, 06:00h
El nacional socialismo practicado en Cataluña, e imitado en Baleares, durante décadas ha explotado el victimismo fiscal como arma política para rebañar votos de aquellos sectores menos ideologizados y, por tanto, más centrados en cuestiones económicas. Inicialmente, desde el Principado se diseñó y liderando un, supuestamente, inmejorable sistema de financiación, para acto seguido denunciarlo por generar un extraño concepto que bautizaron como “déficit fiscal” colectivo. Luego, con un poco más tiempo, lo transformaron en “Madrid ens roba”.

Pues bien, ese mismo nacionalismo, ahora transformado en independentismo, apoya al gobierno de Sánchez a cambio de toda una colección de prebendas que necesitan para mantener e incrementar su poder en la comunidad autónoma. Por ello, y a pesar de que las políticas clientelistas que les caracterizan son muy costosas han dejado de utilizar el eslogan que, además, queda un tanto obsoleto cuando se declara abiertamente que se pretende la independencia.

Así que ahora, la estrategia que están siguiendo les lleva a girar su artillería apuntar a otro gobierno del mismo punto geográfico, pero, por supuesto, de diferente color. Ahora el gran problema que tienen los nacionalistas para poder manejar más dinero, ya no es el Gobierno de España que ellos llaman “Madrid”; ahora su gran problema se ha transformado en el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Para este cambio en la elección del gran enemigo de Cataluña han inventado un nuevo concepto: el “dumping fiscal” llamado a tener un papel similar al que tuvo el “déficit fiscal”. La meta que pretenden alcanzar no la han llamado por su verdadero nombre de “más impuestos”, sino que la han bautizado con el dulce nombre de “armonización fiscal”.

En otras palabras, las insaciables ansias de poder de los nacionalistas pasan por gastar siempre más de lo que tienen para así poder comprar voluntades que contribuyan a la difusión de su relato con el objetivo de acumular poder, por lo que han de buscar un modo de justificar los grandes déficits públicos que provocan trasladando la responsabilidad a quien ellos identifican como enemigo exterior.

Pero resulta que en Baleares la tributación sucesoria es similar a la del supuesto paraíso fiscal madrileño, de manera que cuando consigan su deseada armonización nosotros seremos uno de los perjudicados. Pero es que, además, al prohibir la competencia fiscal también se prohíbe la búsqueda de la eficiencia. Lo que acaba generando maquinarias burocráticas paralizantes y empobrecedoras, además de opresivas, por coartar la libertad.

El nacionalismo, como práctica populista extrema, siempre ha intentado manipular el lenguaje para poder imponer su propio marco mental en los debates públicos que ellos siempre eligen y así obtener una ventaja argumental que oculta sus incoherencias, sus falacias y, sobre todo, sus verdaderas intenciones de dominio de poder y anulación de la libertad individual.

Es por todo ello que, utilizando los mismos argumentos y esquemas mentales diseñados para el "Madrid ens roba", ahora nosotros, "els de les Illes", podemos decir con rotundidad y plena certeza: "l'independentisme ens vol robar"
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

1 comentarios