www.mallorcadiario.com

Cs está para la extremaunción

Por Joan Miquel Perpinyà
martes 16 de marzo de 2021, 10:19h

Si a alguien hay que agradecer el espectáculo que estamos viviendo en la política nacional es al PSOE de Pedro Sánchez. El mismo líder que a la mínima oportunidad nos sermonea con sus falsas apelaciones a la unidad, a la responsabilidad y a la estabilidad de su Gobierno, se dedica a impulsar mociones de censura kamikazes para las que se requiere el concurso de Ciudadanos, que de forma incomprensible para su electorado se han prestado a ejercer de colaborador necesario del PSOE con el único objetivo de desalojar del poder al PP y allanar los planes de Pedro Sánchez. Nada más. Y nada menos.

Comenzaron en Murcia donde los socialistas estaban dispuestos a entregarle la presidencia del ejecutivo autonómico a Cs a cambio de la alcaldía de Murcia, donde también presentaron una moción de censura. Pero tras el revuelo formado, de los seis diputados naranjas que firmaron la moción de censura, tres se echaron atrás. Ahora el éxito de la moción de PSOE y Cs está en manos de tres diputados de Vox que fueron expulsados del partido pero que continúan en su grupo parlamentario.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, cuando vió que su gobierno podía correr igual suerte si Cs optaba por apoyar una moción de censura de PSOE y Más Madrid, decidió ejercer su competencia de disolver la Asamblea y convocar elecciones anticipadas antes de que la izquierda formalizase la presentación de las mociones para desalojar al PP de la Real Casa de Correos. Aún así, los socialistas encabezados por Ángel Gabilondo y la escisión de Podemos liderada por Íñigo Errejón, pretendieron impedir las elecciones con el peregrino argumento de que ellos habían presentado la moción de censura antes de que el decreto de convocatoria electoral fuera publicado en el boletín oficial, algo que por Ley ha de demorarse al día siguiente. Así pues, habrá elecciones gracias a que Díaz Ayuso tuvo la picardía de contraatacar a Cs rompiendo el pacto en Madrid al ver la fechoría que sus socios impulsan en Murcia junto a los socialistas.

Y por si lo anterior fuera poco, el PSOE presentó otra moción de censura —¡la cuarta!— en Castilla y León, donde PP y Cs gobiernan en coalición. Sin embargo, Ciudadanos se apresuró a anunciar que ellos no votarían a favor, lo que no ha disuadido a los socialistas de Luis Tudanca a retirar su iniciativa para derrocar al PP. Es extraño que se hayan tirado a la piscina sin ver antes si había agua como para no descalabrarse. Veremos lo que sucede porque visto lo visto, no podemos descartar más sorpresas durante este deplorable espectáculo circense de tres pistas al que nos han abocado Pedro Sánchez y su estratega político Iván Redondo.

Todas estas mociones de censura fueron presentadas el mismo día, miércoles 10, con un solo objetivo: atacar al PP y que perdiera las pocas instituciones que aún gobierna en España, colocándolo al borde del colapso total. Pero por lo que parece, la emboscada ha fracasado y Cs, que fueron a por lana, han vuelto trasquilados y al borde de la desaparición. Sin duda es lo que se merece Inés Arrimadas por su brutal irresponsabilidad y por su traición. Ya puede ahora ella y Edmundo Bal venir con el cuento de los tránsfugas, del ‘Vacunagate’ y demás milongas. Van a pagar muy cara su sucia maniobra de entregarse al sanchismo porque el PSOE no pagará el menor coste como no sea en las urnas de Madrid. Pero ellos sí. Ellos están para la extremaunción y que les hagan un funeral rápido y sin pésames. Harían bien en disolverse antes de que el cadáver apeste.

¿Cómo puede afectar todo lo sucedido en Baleares? Por lo que parece, el pacto de PP y Cs en el Consell d’Eivissa no corre peligro. Si yo tuviera que pronosticar algo, diría que masivamente los de la formación naranja se unirán a las filas populares. Sin embargo, en el Ajuntament de Sant Antoni (Ibiza), donde ahora gobiernan PP, El Pi y Cs, a no tardar habrá cambio de gobierno municipal, que volverá a manos de la izquierda gracias al concejal del PI o al de Cs. Marcos Serra ya puede dar por perdida la alcaldía de Portmany.

Pero de cara al futuro, los 42.519 votantes que confiaron en Cs en las elecciones autonómicas de 2019, serán un plato muy codiciado que probablemente acabarán votando al PP. Gracias a ellos los populares podrían volver a ganar las elecciones. De modo que en Balears la crisis de Cs beneficia claramente al PP de Biel Company. Qué paradoja. La muerte de unos será la vida para otros.

Compartir en Meneame